Minuto de silencio en Terrassa por el asesinato de dos vecinas en Pakistán

Las hermanas Urooj y Aneesa Abbas fueron torturadas hasta la muerte por siete hombres de la familia al rechazar un matrimonio concertado

Las jóvenes asesinadas en Pakistán por un "crimen de honor"

El Ayuntamiento de Terrassa ha convocado una concentración este martes a las 12 del mediodía para guardar un minuto de silencio como muestra de pésame y rechazo por el presunto feminicidio cometido en Pakistán contra dos jóvenes que residían en el municipio. Según ha publicado La Vanguardia, las hermanas Urooj y Aneesa Abbas, de 21 y 24 años respectivamente, fueron obligadas a casarse con sus primos el año pasado y, el pasado jueves, viajaron engañadas por su familia en el país de origen de sus padres, donde las habrían asesinado al manifestar su intención de divorciarse de sus primos.

Las jóvenes querían casarse con dos paquistaníes residentes en Cataluña, y se negaron a mantener los matrimonios actuales y a firmar los papeles para que sus maridos pudieran viajar legalmente a España, lo que les costó la vida. Las hermanas fueron torturadas hasta la muerte en casa de sus tíos (y suegros) por un total de seis hombres de la familia: los hermanos, los primos y actuales maridos y su tío. Según el citado medio, su tío las remató con un disparo y luego huyó.

El «crimen de honor», una práctica patriarcal que lleva a los hombres a asesinar a las mujeres que consideran que han perjudicado la reputación de la familia, se perpetró en presencia de la madre de las víctimas, a la que encerraron en una habitación después intentar interceder. La mujer, sin embargo, se ha negado a denunciar a sus parientes, y ha sido la policía del Punjab quien ha presentado cargos contra los seis asesinos, detenidos y encarcelados el domingo.

Los hechos ocurrieron en el pueblo de Kharian, situado en el distrito de Gujrat, y los culpables podrían salir en libertad tan sólo con el perdón familiar. La policía asegura que el caso se tratará de forma «severa», pero la realidad es que los llamados «crímenes de honor» suelen quedar impunes al obtener el perdón de los padres. De hecho, el pasado año se registraron 478 asesinatos de este tipo en Pakistán.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.