¿Quién negocia?

Gran parte de la clase trabajadora cobra un salario de una empresa, realiza un número de días de vacaciones o tiene un horario más o menos conocido. Creo que la mayoría sabe donde se regulan esas condiciones laborales, aunque sigan existiendo aquellos que creen que es por inspiración divina, la buena fe de la empresa o porque la Constitución así lo determina. Nada mas lejos de la realidad (mensaje para crédulos). Las condiciones se marcan en los Convenios Colectivos, sí, esos que negocian los sindicatos con la representación empresarial sentada en frente.

¿Y quién se sienta? La ley establece el número de personas que pueden estar en las mesas de negociación y qué proporción corresponde a cada sindicato y a cada patronal, en el caso de las negociaciones superiores a las de empresa.

Sindicatos hay muchos. Desde estas líneas siempre defenderemos los sindicatos de clase que tienen una estructura sólida y solidaria en defensa del conjunto de la clase trabajadora.

También asociaciones empresariales hay varias, pero menos diversas y casi todas vinculadas a la gran patronal CEOE.

En estos tiempos en que la derecha rancia quiere seguir desprestigiando el sindicalismo, encontramos un mensaje dentro de las empresas, en especial pequeñas y medianas y que les gusta repetir: ¿Para que queréis sindicatos con lo que aquí nos entendemos? Vendrán para meter follón y enredar.

Lo curioso de esos mensajes es que lo dicen los que están organizados en patronales que defienden sus intereses y que directa o indirectamente sí se sientan allí donde se negocian las condiciones laborales de aquellos a los que aconsejan que no se organicen.

Un ejemplo lo podemos tener en estos días, en la negociación de las empresas de Contact Center (Telemarketing), en las que ante el bloqueo de la patronal los sindicatos llaman a la movilización. Los motivos son múltiples, pero un sector que históricamente ha estado precarizado, explotado y es la ¨voz y el oído¨ de la mayoría de empresas de servicios necesita más dignidad en sus condiciones laborales.

Las movilizaciones y sus motivos llegarán a oídos de las plantillas de las empresas más grandes donde cuentan con Comités de Empresa organizados, donde cada cuatro años se eligen a sus representantes, pero también estamos seguros de que en pequeñas y medianas empresas seguirán con el mensaje de “eso a ti no te importa aquí somos una familia”.

Debemos vencer esa idea del buen patrón, no es verdad, no existe y menos en sectores donde la titularidad de la empresa se diluye en inversores ocultos tras fondos de inversión, bancos, multinacionales y estructuras empresariales complejas donde las últimas decisiones se toman en muchos casos en paraísos fiscales.

Organicémonos, participemos, informémonos y confiemos en quien de verdad nos representa, porque nuestras condiciones laborales dependen de nuestra fuerza y no de la iluminación de los consejos de administración.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.