Los equilibrios en Esquerra con Oriol Junqueras

La salida de la prisión del presidente de ERC, Oriol Junqueras, supuso una inyección de moral para sus filas. Además, el aura de pope con autoridad política para decir y hacer lo que considere porque ha sufrido la represión del enemigo ha rodeado su figura desde entonces.

A pesar de que la mayoría de presos del proceso independentista han acabado dejando los cargos, los republicanos le mantuvieron siempre la presidencia de ERC, tanto antes como después de los indultos. Este poder casi ilimitado, con el tiempo, empieza a ser un poco incómodo. De hecho, sectores de la dirección empiezan a notar que es complicado convencer a Junqueras de algunas cosas y que tienen que hacer auténticos equilibrios para gestionar algunas cuestiones sin que él vea desobediencia interna.

El presidente de ERC continúa siendo de los pocos referentes republicanos que levanta el público en los actos y mítines del partido. Últimamente, la presentación de candidatos de ERC a las municipales ha llevado diferentes dirigentes a municipios y ciudades a hacer sus actos. Y desde el partido ya han comprobado que nadie como Junqueras es capaz de motivar los asistentes hasta hacerlos levantar de la silla aplaudiendo hasta hacerlos daño las manos.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.