Los profesores volverán a la carga contra Cambray el día 14 de mayo

Los sindicatos preparan una nueva manifestación después de que el conseller diera por rotas las negociaciones

Protestes professors

Los sindicatos educativos siguen presionando al departamento de Educación de la Generalitat después de que el conseller Josep González-Cambray diera por rotas las negociaciones. Así, anunciaron una nueva movilización de toda la comunidad educativa el 14 de mayo para reclamar «una educación pública de calidad». Los detalles concretos todavía no se conocen, pero los sindicatos comparecerán ante los medios este miércoles para concretar el recorrido.

Los sindicatos ya avisaron de que durante el mes de mayo convocarían nuevas fechas de protesta y que no descartaban la huelga. «El tercer trimestre no será tranquilo», dijeron.

Educació decidió cancelar las negociaciones después de que el pasado lunes los sindicatos no se presentaran a la mesa sectorial. Ese mismo día los sindicatos habían organizado una dura protestar en la Universidad de Barcelona (UB) contra un acto del consejero Cambray. Por todo ello, al día siguiente el departamento hizo público que las negociaciones habían terminado.

La última propuesta del departamento era avanzar en el próximo curso la reducción de una hora lectiva a los maestros de infantil y primaria, que comportaba incorporar 1.462 dotaciones. Esto implicaba que la recuperación fuera efectiva en el curso 2023-2024 para infantil y primaria. Sin embargo, los sindicatos exigían que esta medida también se aplicara a los profesores de secundaria.

Por otra parte, el Sindicato de Profesores de Secundaria trabaja ya en una huelga indefinida a partir del 13 de junio y hasta final de curso en la educación secundaria. Una huelga que coincidiría con la selectividad (14,15, 16 de junio), aunque desde el sindicato se precisa que «no se quiere afectar a los alumnos en la prueba más importante».

Los sindicatos aseguran que quieren llegar a un acuerdo, pero alertan de que no volverán a las mesas sectoriales hasta que no reciban una propuesta «con cara y ojos» que permita una negociación punto por punto y garantice algún cambio real.

Durante los seis días de huelga que convocaron los sindicatos en marzo se vieron fisuras en la unidad sindical -que están tratando de recomponer-, sobre todo cuando se produjeron actos como el ataque a la Fundación Bofill o a la sede de Esquerra Republicana. USTEC y UGT se hicieron suyos estos actos de protesta, mientras que otros sindicatos, especialmente CC. OO, se desmarcaron.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas