Más de 8.000 detenidos en Rusia por manifestarse contra la Guerra de Ucrania

Las autoridades rusas censuran medios extranjeros y redes sociales para frenar las protestas contra la invasión

Manifestación en Rusia contra la guerra en Ucrania

Desde el inicio de la Guerra de Ucrania, las autoridades rusas han detenido a más de 8.000 personas por manifestarse contra el conflicto, según OVD-info, organización que defiende a los arrestados y que publica datos de las detenciones en su web. Moscú es la primera ciudad con más arrestos el 3 de marzo (220), seguida de San Petesburgo, con más de 159.

La represión contra los manifestantes no ha sido la única medida que ha tomado Rusia para frenar las protestas. El Parlamento ruso ha aprobado una ley que impondrá una pena de prisión de hasta 15 años por difundir noticias «falsas» sobre las fuerzas armadas, como, por ejemplo, afirmar que Rusia ha invadido Ucrania.

Con la censura a los medios de comunicación extranjeros, las principales cadenas de televisión se han retirado del país. BBC, CNN, la agencia Bloomberg, Radio Canadá y la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió han anunciado la suspensión temporal del trabajo de todos sus periodistas en Rusia.

El 1 de marzo, la UE prohibió la difusión de medios rusos como RT y Sputnik. El regulador de comunicaciones Roskomnadzor ha contraatacado bloqueando el acceso a las redes sociales Facebook y Twitter para dejar a los manifestantes sin dos herramientas para organizar concentraciones masivas.

Alto el fuego por los corredores humanitarios

Gracias a las negociaciones entre Ucrania y Rusia el jueves 3 de marzo, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ha anunciado un alto el fuego desde las 10 de la mañana hora rusa (7.00 GMT). Han abierto dos corredores humanitarios para la salida de civiles en Mariúpol y Volnovaja, ciudades asediadas en el este de Ucrania con más de 450.000 habitantes y de 20.000 respectivamente.

Ucrania ha planificado evacuar a unas 200.000 personas de Mariúpol y a otras 15.000 de Volnovakha, según informa Reuters. El Gobierno ucraniano confía en que la Cruz Roja servirá como garantía de este alto el fuego.

El alcalde de Mariúpol, Vadim Boychenko, ha anunciado que el acuerdo permitirá que comience la restauración de la infraestructura crítica de la ciudad (luz, agua y comunicaciones móviles). “También será posible proporcionar a Mariúpol productos y medicamentos esenciales”, ha explicado Boychenko.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas