Las sanciones de Occidente podrían afectar a tres yates de oligarcas rusos atracados en Barcelona

Los barcos son el Solaris, de Roman Abramovich, el Aurora, de Andrey Molchanov, y el Valerie, de Sergey Chemezov

Marina Port Vell (Barcelona)

Las sanciones económicas que Occidente ha acordado imponer a Rusia como respuesta a la invasión de Ucrania ordenada por Vladimir Putin podrían afectar a tres grandes yates que están atracados en el puerto de Barcelona y que pertenecen a tres oligarcas rusos. Se trata del Solaris, de Roman Abramovich, el Aurora, de Andrey Molchanov, y el Valerie, de Sergey Chemezov.

Abramovich es un multimillonario ruso que suele aparecer en el ranking que elabora la revista Forbes. Es propietario del Chelsea, el club de la Premier League británica, pero su fortuna -13.500 millones de dólares- procede de varios negocios. La semana pasada, después del inicio de la guerra en Ucrania, Abramovich dejó la gestión directa del Chelsea en manos de personas de su confianza.

Molchanov tiene una fortuna de 1.200 millones de dólares procedente principalmente del ámbito de la construcción, de hecho dispone de la participación mayoritaria de LRS Group, el mayor productor de materiales de construcción de Rusia. Es un oligarca del entorno de Putin, y durante cinco años fue miembro del Consejo de la Federación, la institución equivalente al Senado. Por otra parte, Chemezov, militar y colaborador muy cercano al presidente ruso, es el consejero delegado de Rostec, la Corporación Estatal de Asistencia al Desarrollo, Producción y Exportación de Tecnología Avanzada.

Los tres yates mencionados, de un valor millonario, están equipados con helipuertos, piscinas y pistas de tenis, y podrían verse afectados por las medidas anunciadas por Estados Unidos y la Unión Europea, que incluyen, entre otros, la congelación de los activos -mansiones, yates, aviones privados…- de grandes empresarios rusos cercanos al presidente Putin.

El domingo, además de estos tres yates, había otro atracado en el puerto de Barcelona que también correspondía a un oligarca ruso. Era el Galactica Super Nova, propiedad de Vagit Alekperov, un empresario que fue viceministro del petróleo y gas de la Unión Soviética y que, desde la desintegración de ésta, preside Lukoil, la petrolera más importante de Rusia. Su yate, sin embargo, zarpó el domingo de Barcelona hacia Tivat (Montenegro).

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas