La Fiscalía archivará la investigación sobre las cuentas de Juan Carlos I en Jersey

Dinero vinculado con rey emérito de España en el paraíso fiscal procede de 'trusts' creados por si un golpe inconstitucional lo apartaba de trono

Juan Carlos I de Borbón
Juan Carlos I de Borbón

La Fiscalía Anticorrupción archivará la investigación sobre las cuentas del paraíso fiscal de la isla de Jersey vinculadas a Juan Carlos I de Borbón, el rey emérito de España, según adelanta la Cadena COPE citando el contenido del borrador de decreto de archivo.

Este borrador, que según la misma emisora ​​está firmado y sólo está pendiente de fechar, descarta la existencia de indicios de delito atribuibles a Juan Carlos I, ya que la Fiscalía concluye que no fue beneficiario de las cuentas, no percibió ninguna suma procedente de ellas, y no era gestor ni tenía la capacidad de disponer de los fondos.

En el caso de Jersey, que es uno de los tres frentes que tiene abiertos el rey emérito en los tribunales, la Fiscalía indica que el trust tuvo en los últimos años «una baja actividad», que no incluye disposiciones de fondos en beneficio de terceros. Asimismo, señala que el importe de los movimientos desde la abdicación de Juan Carlos I no alcanzó el mínimo para que se cometiera un delito fiscal, añade la misma información.

No obstante, según destaca El Periódico, este trust se creó en 2004 con fondos procedentes de otros dos trusts creados en 1995 y 1997 por la mano derecha de Juan Carlos I, Manuel Prado y Colón de Carvajal, uno de los principales condenados por el caso KIO.

Estos trusts se constituyeron con la finalidad de ofrecer protección a Juan Carlos I en caso de que fuera apartado del trono por un golpe inconstitucional o un acontecimiento similar, y una parte de los fondos procedían de donaciones recibidas por el rey emérito entre los años 50 y 70, como apoyo económico al que entonces era todavía príncipe.

La Fiscalía concluye que Juan Carlos I, en 2004, “decidió liquidar los trusts y traspasar sus fondos” a su consejero e historiador Joaquín Romero Maura, ya que ese año “la situación política en España era estable, el heredero, hoy rey Felipe VI, acababa de contraer matrimonio, la monarquía tenía prestigio y el conocimiento público de la existencia de los trust, con la presencia en éstos de Manuel de Prado, ya entonces condenado por la Audiencia Nacional, habría exigido enojosas explicaciones” , según un fragmento reproducido por El Periódico.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas