José Montilla considera que «la sociedad catalana es bilingüe y lo quiere seguir siendo»

Para el expresidente de la Generalitat, "lo peor que le puede pasar al catalán es que se convirtiera en un argumento de confrontación política"

El expresidente de la Generalitat, José Montilla, cree que «la sociedad catalana es bilingüe y lo quiere seguir siendo». Lo afirmó en el acto inaugural de las jornadas «para renovar el consenso lingüístico en Cataluña», organizadas por la Fundación Campalans los días 28 y 29 de enero. Con datos del informe «Usos lingüísticos de la población de Cataluña» elaborado por el IDESCAT, Montilla aseguró que la convivencia de las lenguas «es un éxito colectivo indiscutible, que no permite hablar de riesgo de supervivencia de nuestra lengua. Ni tampoco de conflicto lingüístico en nuestra sociedad”.

De los datos del IDESCAT, el expresidente de la Generalitat destaca, entre otras conclusiones, que «aumenta el porcentaje de población que desearía hablar ambas lenguas». Este porcentaje era del 36,7% en 2013 y subió hasta el 39,5% en 2018. No obstante, dice que “el catalán tiene dificultades”. “Estos datos positivos no deben hacernos olvidar que la lengua catalana vive en una situación de inferioridad respecto a la lengua castellana, ya que ésta tiene muchas más posibilidades de uso en determinados ámbitos como el económico, el judicial o el del mundo de la comunicación, por ejemplo. Tampoco debe hacernos olvidar que la capacitación sobre la lengua no comporta necesariamente el uso social de la misma. Son dos cosas distintas y, en un mundo globalizado, las lenguas con menos hablantes sufren la competencia de las más fuertes, como el inglés o el propio castellano. Sólo hace falta mirar los usos lingüísticos mayoritarios en las redes sociales, los videojuegos, el marketing, el cine…”.

“Estas dificultades, que son objetivas, justifican una intervención de los poderes públicos para compensar esta desventaja competitiva. Pero no será politizando el debate cómo conseguiremos mejoras en este terreno. Y desgraciadamente, la cuestión lingüística puede convertirse en un objeto de confrontación política”, lo que, según Montilla, es lo peor que podría pasarle al catalán.

En su intervención, también señaló que no atribuye al ‘procés’ los problemas del catalán pero que «no tengo ninguna duda de que la agitación de estos años ha hecho más daño que bien». Afirmó que la escuela cumple con su función y que los problemas del catalán tienen más que ver con el uso que hacen de él los ciudadanos (especialmente los jóvenes) en un contexto de globalización de la comunicación”. Acabó haciendo varias propuestas para renovar el consenso lingüístico entre las que reclamó “un cambio en la orientación de la política lingüística en Cataluña que busque la máxima complicidad ciudadana, que evite que las medidas de protección y fomento –necesarias– puedan ser percibidas como impuestas o antipáticas y demasiado vinculadas a objetivos de carácter político y no tan lingüístico”.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.