El IPC sube un 1,3% en un mes, alcanzando el 6,7% interanual

El incremento de la inflación contrasta con la evolución de los salarios, que han aumentado un 1,49% de media

Una mujer en un supermercado

El Índice de Precios al Consumo (IPC) sigue con su tendencia al alza y, según los datos que ha avanzado el Instituto Nacional de Estadística (INE), en diciembre la inflación ha subido un 1,3% respecto a noviembre, una cifra que supone el segundo mayor incremento de 2021, por detrás de octubre (1,8%). Este aumento mensual no se daba desde diciembre de 1983, hace 38 años. El 2021, pues, cierra con una tasa interanual que escala hasta el 6,7%, convirtiéndose así en la más alta desde marzo de 1992. Supone un incremento de 1,2 puntos en comparación con noviembre, cuando la tasa alcanzó el 5,5%, y se trata de la duodécima tasa positiva que encadena la inflación de forma consecutiva.

Este aumento se debe, principalmente, al elevado precio de la luz, aunque también influye el precio de los alimentos, que el año pasado, a diferencia de 2021, bajó. De hecho, la cifra contrasta con el cierre interanual de diciembre de 2020, que fue del –0,5%. En cuanto a la inflación subyacente -el índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos, los elementos más volátiles- el INE estima que ha aumentado cuatro décimas en comparación con el mes pasado, situándose en el 2,1%. Por su parte, la inflación media anual sube hasta el 3,1%, una cifra que no se daba desde 2005.

El incremento del IPC contrasta con la evolución de los salarios, que pierden poder adquisitivo: hasta noviembre, los sueldos han experimentado un aumento del 1,49% de media en los convenios colectivos, mientras que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ha subido un 1,6%, unas cifras muy alejadas del aumento de la inflación. Teniendo en cuenta estos datos, la UGT ha reclamado incrementar los salarios, tanto a la patronal como al Gobierno central.

«El cierre del IPC de este año debe impulsar de forma necesaria el aumento de la capacidad adquisitiva de las personas trabajadoras, con un incremento del SMI para este 2022 superior al que se está dando en el nivel de los precios». En este sentido, el sindicato señala que «cualquier SMI inferior a los 1.000 euros en 2022 sería nefasto para las familias de los trabajadores y trabajadoras». Además, UGT pide que la patronal negocie otro acuerdo para que los convenios colectivos «refuercen este crecimiento y se apoyen en cláusulas de garantía salarial para que queden cubiertos frente a subidas del nivel de precios».

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.