Polarizar, fragmentar, abrazar

Empiezo esta columna de opinión y me doy cuenta de que es la última de este horrible 2021 que cerraremos dentro de unos días. Toca, pues, ser optimista y puestos a mirar a través del vidrio del color más positivo empezaré diciendo que una sociedad puede estar polarizada y no necesariamente fragmentada. Es decir, que media comunidad puede pensar una cosa y otra mitad la contraria y no por eso debe haber un mal rollo insoportable.

Recojo la idea de Ignacio Urquizu, sociólogo, alcalde de Alcañiz y diputado del PSOE en las Cortes de Aragón, en el libro “Otra política es posible” (Editorial Debate). Urquizu tiene un talante pactista y quizás quiere ver la realidad mejor de lo que es, pero es indiscutible que hay cuestiones sobre las que la gente tiene opiniones contrapuestas sin que esto suponga unas tensiones sociales y familiares terribles.

En Cataluña, los partidarios de la independencia dicen que la sociedad no está fragmentada y los que no lo son creen que sí que la hay. ¿Quién tiene razón? ¿Polarización? ¿Fragmentación? ¿Un debate sólo nominal o mucho más peligroso? En Twitter no hay fragmentación, no; lo que hay es odio a raudales. Pero, ¿en la calle, en las casas, en el trabajo, en la escuela, en la universidad, en los bares, se respira la misma rabia y analfabetismo que en esa red social?

«Parlem-ne» (“Hablemos”), que es como se llamaba el programa de Radio 4 donde trabajaba con dos Joans –Lluch y Barril– que hoy ya no están entre nosotros para preguntarles si ellos ven Cataluña polarizada, fragmentada o a un paso de las bofetadas . El nombre del programa era una declaración de principios.

Seguiremos hablando el año que viene. Ahora, y en estos días llenos de canciones de amor y buenas intenciones, y por no recurrir al impecable “Imagine”, de John Lennon, despido el 2022 con Carole King y “You’ve got a friend” (“Tienes un amigo”): “Cuando estés triste o preocupado / y necesites una mano amiga / y nada vaya bien / cierra los ojos y piensa en mí / y pronto estaré contigo / para iluminar incluso tu noche más oscura / Tú sólo grita mi nombre / y sabes que esté donde esté / vendré corriendo / a verte de nuevo / En invierno, primavera, verano u otoño / todo lo que tienes que hacer es llamarme / y estaré contigo / Tienes un amigo / Si el cielo sobre ti se oscurece y llena de nubes / y aquel viejo viento del norte vuelve a soplar / mantén la calma y llámame en voz alta / Y pronto estaré llamando a tu puerta / ( …) / ¿No es bueno saber que tienes un amigo? / La gente puede ser tan fría / te herirán y te decepcionarán / si la dejas te quitarán el alma / Pero no lo hagas / Tú sólo di mi nombre y sabes que esté donde esté vendré corriendo a verte de nuevo / Tienes un amigo / Tienes un amigo / ¿No es bueno saber que tienes un amigo? / ¿No es bueno saber que tienes un amigo? / Tienes un amigo

¡A ver quién que fragmenta esto!

Facebook
Twitter
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario

Noticias más leídas