Desconcierto en el PSC por las concesiones a ERC y JxCat en la renovación de cargos de la CCMA y el CAC

Los socialistas, que ganaron las elecciones al Parlament, ceden las presidencias a sus adversarios aunque logran que se rompa la dinámica de no pactar con ellos

Buena parte de la militancia y de los simpatizantes y votantes del PSC no entienden por qué este partido ha pactado con ERC y JxCat la renovación de los órganos de dirección de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC ) cediendo la presidencia y la mayoría de gobierno de estas instituciones a sus adversarios políticos. El PSC ha logrado, eso sí, romper la dinámica acordada por los partidos independentistas a instancias de la Assemblea Nacional Catalana de no pactar con los socialistas en el Parlament, aunque fueron el partido más votado en las elecciones del 14 de febrero. El acuerdo ha provocado una respuesta rabiosa de la CUP y las quejas de los comunes.

Las bases socialistas no entienden que deba concederse la presidencia de la CCMA a una consejera propuesta por ERC y la del CAC a uno presentado por JxCat. El caso del CAC es especialmente incomprensible para los simpatizantes socialistas ya que su presidencia recaerá en Xevi Xirgo, autor de dos libros panegíricos del presidente de JxCat, Carles Puigdemont, y director hasta ahora de El Punt Avui, periódico que desde hace años lleva colgado en su titular un enorme lazo amarillo. Xirgo presidirá un organismo cuya función es “velar por el cumplimiento de la normativa reguladora del audiovisual, en particular de los principios del pluralismo político, social, religioso, cultural y de pensamiento”. Cuesta creer que reclamará a TV3 y Catalunya Ràdio el pluralismo político que no ha existido en el diario que ha dirigido desde 2010.

En la dirección de la CCMA, los socialistas tendrán tres representantes –Lluís Garriga, Carme Figueras y Gemma Ribas-, ERC dos –Rosa Romà y Lluís Noguera– y JxCat dos más –Pep Riera y Àngels Ponsa. Los socialistas no entienden que pese a que el PSC tiene más representantes que los otros grupos, la presidencia del consejo de gobierno de la CCMA recaiga en la republicana Rosa Romà y la vicepresidencia en la ex-consejera de Cultura Àngels Ponsa, de JxCat. Tanto en la CCMA como en el CAC, el PSC estará en minoría. En el CAC, aparte del presidente de JxCat habrá dos representantes socialistas –Rosa Maria Molló y Enric Casas– y dos de ERC –Miquel Miralles y Laura Pinyol.

La CUP y los comunes, que quedaron fuera del acuerdo para repartirse los cargos de la CCMA y el CAC, han criticado con dureza este pacto. La diputada cupera Eulàlia Reguant ha hablado de «sociovergencia republicana» mientras que David Cid, diputado de Catalunya en Comú, ha afirmado que «algunos nombres dan vergüenza» y que estamos ante una «nueva oportunidad perdida para la pluralidad de los medios públicos catalanes y sus instituciones”.

Por otra parte, muchos simpatizantes socialistas y de otras formaciones políticas critican que PSC, ERC y JxCat hayan pactado que Meritxell Borràs sea la nueva presidenta de la Autoridad Catalana de Protección de Datos. La exconsejera de Gobernación en los gobiernos de Artur Mas y Carles Puigdemont es licenciada en Farmacia y ha hecho una larga carrera política amparada en el pujolismo pero de protección de datos sabe más bien poco.

Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.