Corinna utilizó 12 ‘offshore’ para esconder 70 millones de euros

La ex-amante del rey emérito obtuvo el patrimonio mientras mantenía su relación con el monarca

Juan Carlos I y Corinna Larsen
Juan Carlos I y Corinna Larsen

La ex-amante del rey emérito, Corinna Larsen, utilizó, al menos, 12 sociedades offshore de varios paraísos fiscales, mientras mantenía su relación con Juan Carlos I, para esconder más de 70 millones de euros en dinero y propiedades. Según ha publicado El País, el entramado empresarial -diseñado por los abogados suizos Maurice Turrettini y Dante Canónica– ha salido a la luz durante la investigación del fiscal suizo Yves Bertossa, que investiga tanto al rey emérito como a Larsen y a los abogados por un presunto delito de blanqueo agravado de capitales.

Una de las sociedades que aparece en las investigaciones de Bertossa es Solare, abierta en el paraíso fiscal de las Bahamas, la cual la ex-amante de Juan Carlos I utilizó para recibir los 64,8 millones de euros que el rey emérito le dio en 2012, a través de la fundación panameña Lucum. Concretamente, el dinero salió de la cuenta de la fundación en el banco Mirabaud & Cie de Ginebra (Suiza), y se transfirió a una cuenta de Solare en el banco Gonet & Cie de Nassau (Bahamas).

En 2015, Larsen utilizó la fundación panameña Jade Trust -de la que su hijo Alexander, que entonces tenía 13 años, es beneficiario- para comprar Chyknell Hall Estate, una mansión con 81 hectáreas de terreno situada en Bridgnorth (Shropshire , Inglaterra), en la que invirtió un total de 14 millones de euros -siete para comprarla y otros siete para reformarla-. Según las explicaciones de Larsen al fiscal, decidió recurrir a esta estructura porque creía que su hijo «una vez fuera mayor, no tendría madurez suficiente para administrar este bien». Como revela el citado medio, la adquisición de la mansión se llevó a cabo mediante un préstamo de Solare a favor de Honeybird Corporation, otra sociedad panameña de Larsen.

La ex-amante del rey emérito creó otra offshore, llamada Mountain Lion Inc., para poner a nombre de ésta un terreno de Marrakech que le regaló el rey de Marruecos Mohamed VI. En otra ocasión, para comprar dos apartamentos con Juan Carlos I en la estación de esquí suiza de Villars-sur-Ollon, por valor de 3,7 millones de euros, creó la sociedad Siam Partners S.A.

Según las declaraciones de Larsen, su apartamento no era lo suficientemente grande para acoger al rey emérito, así que decidieron comprar otros dos: «Financié por mí misma alrededor del 50 por ciento. La otra mitad fue aportada por Juan Carlos I vía préstamos a la sociedad Siam Partners S.A.«. La offshore recibió en 2009, a través de la fundación Lucum, «préstamos» del rey emérito por valor de 2,1 millones de euros que, según afirma Larsen, ya ha devuelto «con intereses». El contrato de estos préstamos lo firmó Calden, otra sociedad creada por Canónica.

La ex-amante de Juan Carlos I también utilizó las sociedades opacas para comprar la casa de Londres donde reside, la cual está a nombre de Riverhouse Partner, una offshore de las Islas Vírgenes Británicas. La vivienda le costó 5,8 millones de euros y Larsen invirtió otros 4,6 millones para reformarla. El dinero de la compra provenía de Gulf Development, una sociedad de Larsen en las Islas Caimán y, tal y como reconoció ella misma en declaraciones al fiscal suizo, el rey emérito «participó en la financiación» de la casa con más de 1 ,7 millones de euros. «Una donación de su parte a mi favor», afirma la ex-amante de Juan Carlos I.

Larsen también creó en 2008 en Seychelles, junto al empresario mexicano y amigo del rey emérito Allen Sanginés-Krause la sociedad Fortuna Ventures Ltd. Para ello, tanto Larsen como Sanginés-Krause utilizaron otras sociedades propias –Apollonia Holdings, en el caso de Corinna, y Montpascal Holdings, en el caso de Sanginés-Krause-. Un año antes, en 2007, Larsen ordenó a los gestores que administraban desde Nueva Zelanda un fideicomiso a su nombre, llamado Peregrine, que entregaran tras su muerte a Juan Carlos I «el 30% de los ingresos provenientes del Fondo de Inversiones Hispano Saudi» que el anterior jefe del Estado había patrocinado y para quien ella había trabajado. Según el abogado de Larsen, estos documentos son falsos.

Corinna trabaja como mediadora en negocios internacionales desde 2004 a través de Apollonia Associates, otra de sus sociedades con oficina en Mónaco.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides