El principal avalista de la junta de Joan Laporta sufre una fuerte caída en la bolsa

La destitución de Xavier Garcia Albiol también es un golpe muy duro para José Elías

El destino del FC Barcelona, club fundado en 1899, está ligado, desde este año 2021, al del grupo empresarial que preside José Elías, con Audax Renovables como compañía de cabecera. Esta fue la voluntad de Joan Laporta cuando, presionado por la necesidad de formalizar el aval para poder tomar posesión del cargo, aceptó que José Elías y su socio Eduard Romeu aportaran 30 millones de los 124,6 millones exigidos por la legislación vigente.

Con este aval de 30 millones, que representa menos del 25% del total, el badalonés José Elías ha conseguido un poder desproporcionado en los despachos del Barça, donde su mano derecha y persona de su máxima confianza, Eduard Romeu, ocupa la estratégica vicepresidencia económica de la entidad. Pero mezclar el gobierno de un club centenario, que tiene una historia impresionante, 160.000 socios y millones de seguidores en todo el mundo, con los intereses de una pequeña empresa como el grupo Audax es una temeridad irracional y monstruosa.

Además, Audax Renovables está pasando por una situación financiera muy complicada, agravada por la actual crisis energética. Su actividad principal es la comercialización de electricidad que compra en el mercado mayorista y revende a sus clientes. La actual hiperinflación del precio del kilovatio está destrozando su cuenta de resultados: cerró el primer semestre con unas pérdidas de 3,6 millones de euros y vive una debacle en la bolsa, con la pérdida de un 25% en las últimas semanas, ante la decepción de los pequeños inversores.

Los especuladores “huelen sangre” y cuatro hedge funds bajistas (Citadel, DE Shaw, Linden Advisors y Polar AM) ya controlan el 6% de la compañía, esperando que se acabe de hundir. El grupo Audax se tambalea y su presidente –que detenta el 77% del capital– está recomprando acciones a la desesperada para intentar parar la sangría. En este contexto, ha transcendido que José Elías mantiene negociaciones con Florentino Pérez –¡el presidente del Real Madrid!– para que le ayude a remontar la crítica situación de Audax.

El apoyo de Xavier García Albiol

José Elías, el presidente del conglomerado Audax, es de Badalona, donde tiene la sede central de la empresa y, siempre que puede, presume con orgullo de ser badalonés. Aunque en alguna ocasión se ha definido como “sociata”, lo cierto es que José Elías apostó a fondo por la candidatura de Xavier García Albiol (PP) a la alcaldía de la ciudad y se comenta que le dio un importante apoyo económico.

Este empresario, que presume de helicóptero y de Lamborghini, tiene una ambición sin límites y, si huele que hay dinero de por medio, le da igual blanco que negro. Oficialmente, su core business es la comercialización de electricidad, a través de Audax, pero, además, toca todos los palos que puede. El mes de julio anunció que había comprado la cadena de alimentos congelados La Sirena, y se sabe que se ha convertido en un adicto a la fiebre del bitcoin.

A José Elías también se le relaciona con alguna de las grandes operaciones urbanísticas e inmobiliarias que, de la mano del alcalde Xavier García Albiol, se están “cocinando” en Badalona. Por eso, la moción de censura y la próxima destitución del alcalde del PP, que se ha visto salpicado por el escándalo de evasión fiscal y corrupción de los Pandora Papers, es una pésima noticia para los intereses del presidente de Audax, que también quería entrar en el mundo del ladrillo para intentar ganar dinero rápido.

*Podéis leer el reportaje íntegro en la edición de esta semana de la revista EL TRIÁNGLE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides