David Madí y su jefe, Eugenio Calabuig, ante la Audiencia Nacional

Juicio contra los implicados en un desfalco multimillonario al Banco de Valencia y Bancaja

David Madin

Este próximo martes, 2 de noviembre, empieza en la Audiencia Nacional el juicio contra los implicados en un desfalco multimillonario al Banco de Valencia y Bancaja, entidades financieras que acabaron en la ruina. Entre los acusados en el caso Costa Bellver está el poderoso empresario Eugenio Calabuig, presidente de Aigües de València (grupo Global Omnium), y su familia.

El juicio, que se prolongará durante un mes y medio, está centrado en un pelotazo especulativo que se hizo en el municipio de Oropesa del Mar, durante el estallido de la pasada crisis inmobiliaria. La familia Calabuig compró a bajo precio las acciones de la empresa Costa Bellver, que estaba con el agua en el cuello, y las revendió al cabo de dos meses a Banco de Valencia y Bancaja, con unas importantes plusvalías, contando con la complicidad criminal de los máximos ejecutivos de estas entidades financieras.

En total, el perjuicio ocasionado por esta operación fue de 5,5 millones de euros en el caso de Banco de Valencia y de 25,3 millones en el de Bancaja. Por eso también serán juzgados el ex-consejero delegado del banco, Domingo Parra, y el ex-director general de la caja, Aurelio Izquierdo.

Los dos aparecen en otro sumario escandaloso, la operación Grand Coral, un “pelotazo” inmobiliario en México que provocó un agujero de 336 millones de euros a las dos entidades financieras valencianas. El botín de este desfalco lo escondieron en bancos de Suiza y Andorra (Andbank).

Además de Aigües de València, el grupo de Eugenio Calabuig (Global Omnium) también es propietario de la Companyia General d’Aigües de Catalunya SL (CGAC), que gestiona el suministro de agua en unos veinte pequeños municipios catalanes, el más importante de los cuales es Begur. Para dirigir su filial catalana, Eugenio Calabuig nombró como presidente a David Madí, ex-mano derecha de Artur Mas en la Generalitat, spin doctor de Convergència y uno de los cerebros en la sombra del proceso independentista.

Como consejero delegado y director general de la empresa está Marc Pifarré, ex-secretario general de la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas (ACM) y profundo conocedor del mundo local convergente. Además, David Madí ha creado el consejo asesor de CGAC, al frente del cual ha colocado a Joan Puigcercós, ex-presidente de ERC y ex-consejero de Gobernación de la Generalitat.

Es posible que en los pasillos de la Audiencia Nacional coincidan estos días Eugenio Calabuig y su empleado David Madí. Y es que el presidente de la CGAC también está imputado por esta instancia judicial, en concreto por su presunta participación en la organización y dirección del Tsunami Democrático independentista.

Si Eugenio Calabuig será juzgado por el desfalco de más de 30 millones de euros a las dos entidades financieras valencianas, David Madí afronta una acusación mucho más grave. La investigación sobre el Tsunami Democrático, que ha dirigido el titular del juzgado nº 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, en el marco de la operación Volhov, ha sido trasladada al juzgado nº 6 de la Audiencia Nacional, donde el magistrado Manuel García Castellón instruye una causa secreta por los delitos de terrorismo y rebelión contra varios activistas independentistas, entre los cuales está David Madí. Y esto ya son palabras mayores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides