Derechos humanos, Maradona, Uzbekistán, Unicef y Arabia Saudí

Joan Laporta ha pretendido, de nuevo, tapar con “ética” y “valores” su obsesión por el dinero, sin importarle de dónde venga

Los valores, lo políticamente correcto, las líneas rojas y los conceptos éticos sirven, por lo menos en el caso del FC Barcelona y de su complejo entorno, para enredar y confundir mucho más que para guiar a la institución por el buen camino. En especial cuando se hacen proclamas gratuitas y propagandísticas a favor de la defensa y de la lucha por los derechos humanos tal y como acaba de hacer Joan Laporta para envolver en terciopelo esa reforma estatuaria perversa y maligna recientemente aprobada con la verborrea mitinera, politiquera y feminista de la portavoz del club, Elena Fort.

No habían pasado ni 48 horas de esa aplaudida adhesión estatutaria cuando el propio Barça anunciaba la celebración de un amistoso en memoria de Maradona a jugar contra Boca Juniors en Arabia Saudí, país  que no estaría precisamente entre los mejor considerados por organismos como Amnistía Internacional.

Chocante, en primer lugar, para quienes consideran oportuno y procedente jugar un partido en memoria de Maradona y al mismo tiempo piden retirar la camiseta de Iñaki Urdangarin del Palau. ¿Es peor ejemplo el jugador de balonmano, excepcional e irreprochable deportista que acabó en la cárcel por asuntos de corrupción financiera ajenos por completo al Barça, o un futbolista que grababa spots con adolescentes para que rechazaran la droga mientras consumía compulsivamente hasta convertir su vida y su recuerdo, drogodependiente,  en la antítesis de lo que un deportista debe ser y representar?

Las contradicciones insuperables son de tal calibre y alcance que más valdría concentrarse sólo en aquellas acciones y mensajes que, con independencia de la retórica ética y de conducta, de la teoría, supongan un beneficio directo, un ejemplo indiscutible y una lección social que no necesite más comprensión. Por ejemplo, el Barça puede colaborar con Unicef, directamente o a través de su Fundación, en situaciones asistenciales y pedagógicas a favor de la infancia y de la adolescencia en países que son dictaduras, como las de Oriente Medio, China o  Swazilandia y al mismo tiempo lucir publicidad de Qatar o intentar cerrar con el gobierno chino algún tipo de patrocinio porque es en estos países, algunos duramente totalitarios como Uzbekistán donde está el dinero fácil.

Comúnmente, parece un dinero menos sucio que el procedente de las agencias de apuestas de publicidad, que ahora ha reducido el mismo Gobierno español que, en cambio, sostiene y patrocina  la Quiniela y la Primitiva. 

Laporta, en su comportamiento siempre extremo, usó el Barça y a sus jugadores para forrarse gracias a una empresa petrolera de Uzbekistán al mismo tiempo que recurría a la publicidad de Unicef después de fracasar su intento de lucir ‘Beijing 2008’ en la camiseta, junto al logo de Nike, marca señalada por su explotación infantil en los países asiáticos.

En tiempos de Sandro Rosell la asamblea aprobó el patrocinio de Qatar Foundation y Qatar Airways, también la prohibición de fumar en el estadio, destinar el 1% de las fichas a la Fundació FCB y a los veteranos y promover un programa de formación de valores como FutbolNet en Omán, Emiratos y Arabia Saudí, con Shell como espónsor. Gracias a FutbolNet, curiosamente, las niñas de Arabia Saudí pudieron jugar a fútbol por primera vez en la historia de ese país.

Hoy, cuando algunas voces se escandalizan por el amistoso de Maradona en Arabia Saudí, nadie cuestiona la necesidad de ingresos como los derivados de la Supercopa de España que se celebrará de nuevo en ese país este invierno a cambio de 6 millones limpios para el Barça.

El palco del Camp Nou del Clásico registró una asistencia notable de importantes empresarios árabes a los que Joan Laporta quiere atraer, se supone que para posibles patrocinios de club y no para recuperar, como hizo en su día con Uzbekistán, la “especialidad” de su bufete de abogados en materia de oleoductos.

Sería una discusión sin fin ni solucionable el esfuerzo de ajustar esas líneas rojas éticas al desarrollo de un plan de negocio como el del FC Barcelona. Otra cosa, en cambio, es columpiarse en la grandilocuencia y buenismo de alinearse y defender los derechos humanos para fines exclusivamente opuestos. Como sucedió en mayo de 2018 cuando el Barça jugó un amistoso en Johannesburgo contra el Mamelodi Sundowns con motivo del centenario del nacimiento de Nelson Mandela.

Sucedió que cuando el Barça recibió la invitación, a cambio de 3 millones de euros, la directiva le trasladó la propuesta a los servicios técnicos que, contrariamente al interés económico del club, consideraron imprudente forzar el calendario de la única semana de descanso de ese mes de mayo con un desplazamiento tan largo para un partido innecesario. El Barça, pues, rechazó la oferta.

La sorpresa saltó cuando los propios jugadores, los capitanes para ser exactos, retomaron la negociación y decidieron que, bajo sus propias condiciones, el partido se podía celebrar. Esas condiciones pasaban por reducir el neto para el Barça a 2 millones y el reparto de 1 millón entre la plantilla. 

En nombre y en la memoria de Mandela,  algunos de los jugadores -no todos- encontraron la excusa y el parapeto perfecto para, como se dice vulgarmente, sacar tajada. Aunque los capitanes le propusieron a Valverde llevarse un pellizco, el entrenador no quiso aceptar ese dinero de la misma manera que Josep Maria Bartomeu se negó a acompañar al equipo. Uno de los directivos del área deportiva terció para evitar el conflicto pues los capitanes se empeñaron en aprovechar esa oportunidad.

¿Qué valores defienden unos jugadores utilizan de pantalla a Mandela para sus propios intereses personales, exclusivamente económicos? El que salió en la foto con los organizadores del partido, RG Consultant & Sport Solutions, fue Gerard Piqué (foto).  Se trata de la misma empresa que ha organizado el Barça-Boca Juniors del próximo día 14 de diciembre en Riad, capital de Arabia Saudí.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas