Bomberos y Ayuntamiento validan la seguridad del Camp Nou denunciada por ‘La Vanguardia’

Las juntas de Rosell y de Bartomeu dedicaron 20 millones al mantenimiento de las instalaciones y debieron luchar contra plagas de cucarachas, pulgas y ratas, 'herencia' de Laporta

Josep Maria Bartomeu
Josep Maria Bartomeu

El FC Barcelona disponía de todos los permisos oficiales para abrir el Camp Nou durante los 21 partidos que se disputaron tras el resultado de un exhaustivo informe sobre las patologías que podría presentar el estadio ante la inminente acometida de la gran reforma del estadio azulgrana.

En efecto, el estadio no puede abrirse ni estar operativo ni mucho menos admitir público sin los correspondientes certificados de seguridad del cuerpo de Bomberos de Barcelona ni sin el permiso y certificaciones que exige el Distrito de Les Corts como es su obligación en el ámbito del control de los espectáculos públicos y del estado de estas instalaciones.

Por tanto, contrariamente a lo que sugiere la información de La Vanguardia, que según parece no habría contrastado fehacientemente todos los extremos de la noticia ni calculado el alcance e impacto social de la misma, el estadio estaba en perfectas condiciones legales y administrativas en materia de seguridad. El alarmismo y el ‘amarillismo’ de la noticia parece confirmar su verdadero objetivo que no era otro que el de favorecer el clima social del barcelonismo contra Bartomeu, curiosamente el día después de que el ex-presidente y la LaLiga de Javier Tebas hubieran desmontado las catastróficas y manipuladas cifras del CEO, Ferran Reverter, el cual por cierto no presentó las cifras con el rigor y las interpretaciones ajustadas verdaderamente al informe de auditoría.

La reacción de la junta de Laporta fue filtrar un informe que había sido encargado por la propia junta de Bartomeu, precisamente para garantizar la seguridad de los espectadores, un informe consecuentemente incluido en las inspecciones de Bomberos y de los técnicos del Ayuntamiento de Barcelona que son los que finalmente han de autorizar la apertura de puertas. De otro modo, sin esa autorización ni supervisión de las autoridades, el estadio permanecería cerrado.

Fuentes del club han confirmado que, en efecto, toda esa documentación estaba en orden y aprobada después de que, como es habitual, esos especialistas realizaran su trabajo metódico y exhaustivo como siempre.

También confirman que a lo largo de los últimos años, desde 2010 cuando Sandro Rosell asumió la presidencia, el club destinó regularmente 20 millones a rehabilitación y mantenimiento, en contraste con los cero euros que se habían destinado en la etapa anterior bajo el mandato de Joan Laporta. Parecer ser que los propios Bomberos y Mossos d’Esquadra, que también exigen regularmente tener conocimiento de estas y otras cuestiones no quisieron cumplimentar en aquel momento las inspecciones porque sabían que se incumplían sistemáticamente varios de los estándares exigidos en la materia.

Con Rosell en la presidencia se iniciaron trabajos urgentes, pendientes y obligatorios especialmente en los servicios de hombres y de mujeres, además de un proceso de higienización de dos meses que abarcó desde la limpieza de rincones absolutamente degradados por el orín de aficionados, que preferían un rincón que entrar en servicios absolutamente inservibles, a la lucha contra terribles plagas de cucarachas, ratas, todo tipo de insectos nocivos compatibles con grandes zonas de humedad sin cuidado ni atención desde hacía años. Especialmente grave y larga de combatir fue la plaga de pulgas que estuvo afectando durante meses los vestuarios del Palau Blaugrana, con especial incidencia en los propios jugadores de las secciones que a la fuerza habían de utilizar las instalaciones.

Laporta había dejado las instalaciones en un estado de degradación y falta de higiene que los propios Bomberos y las autoridades evitaron denunciar por no cerrarlo en perjuicio de los espectadores y a la espera de que la nueva junta tomara posesión.

La junta de Rosell y luego la de Bartomeu acometieron además numerosas obras de mejora patrimonial sobre todo en instalaciones de uso como colocar barandillas en escaleras, pintar escalones y colocar iluminación en aquellas zonas donde se habían denunciado incidencias por parte de los socios y lesiones como consecuencia del mal estado.

Por no hablar de la gestión patrimonial de gran calado como las obras de pabellones para las secciones, la nueva Masia, la nueva OAB, el Auditori 1899, la Oficina d’Atenció a las Penyes, la nueva circulación en el estadio, el Accés 14, las nuevas taquilla, la plaza de Canaletes y todo ese entorno mejorado que ha proyectado una mejor imagen de club para el visitante, además de hacer más confortable la estancia.

No es compatible, por tanto, esa noticia y ese relato extraño de La Vanguardia, que admite la preocupación de la junta de Bartomeu por las instalaciones encargando ese análisis, que requirió cientos de catas de hormigón y también haber presupuestado 1,1 millones para las primeras reparaciones y licitado las obras a favor de Sorigué. Obras cuya valoración y licitación requirieron el tiempo necesario y prudente como para que ni Bomberos ni las inspecciones municipales considerasen necesarias otras medidas, ni siquiera algo tan fácil como proteger, si las hubiera, zonas de riesgo para los espectadores.

La conclusión es que la seguridad del Camp Nou no es una cuestión que, mediáticamente, se dirima con un informe interpretable por los medios sino que viene determinado por un conjunto de inspecciones y actuaciones demostrables por parte de técnicos de Bomberos y del Distrito de Les Corts que saben perfectamente lo que se llevan entre manos.

Otra cosa es que Laporta y su aparato necesiten que se hable de otra cosa que no sea de los números de Josep Maria Bartomeu, esos otros números sobre los que ni Eduard Romeu ni Ferran Reverter han salido a rebatir. Han dicho que son rebatibles, pero no lo han hecho. Y si algo han dicho es insinuar que LaLiga de Javier Tebas miente pero con la boca pequeña, pues la LaLiga maneja y utiliza exclusivamente los números y cifras auditadas que le facilita el FC Barcelona.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas