Bartomeu y Tebas desmontan las cuentas del miedo de Laporta

La auditoría del ejercicio 2020-21 queda en entredicho con los comunicados de LaLiga y del ex-presidente y dejan a Reverter como un manipulador

El vicepresidente del Área Económica del Barça y vicepresidente del consejo de administración de Audax, Eduard Romeu

La cuenta atrás previa a la asamblea histórica del domingo ya ha entrado en combustión. La campaña aparentemente triunfal de Joan Laporta calculadamente planificada para la criminalización total y definitiva de Josep Maria Bartomeu se ha visto, hasta cierto punto, frenada por la irrupción del ex-presidente con un comunicado en el que desmonta el trilerismo y los excesos de las fantasías e inventos contables de la auditoría oficial.

En una exposición analizada y profesional, Bartomeu le viene a decir, con cifras poco rebatibles, que las pérdidas por Covid han sido, inequívocamente de 330 millones a las que deben restarse, según el Reverter, los 105 millones de ahorros por el cese de las actividades. En total, 225 millones de afectación respecto a la última temporada sin Covid, la 2018-19, cifras que ha ratificado LaLiga de Javier Tebas, que el día anterior emitió un comunicado clarificador y, sobre todo, definitivo sobre las pérdidas que Joan Laporta ha alimentado con una sobredosis excesiva de provisiones y de deterioros que solo existen en la mente calenturienta de quien necesita, como le ocurre a la actual directiva, generar provisiones y deterioros contables que se puedan convertir en beneficio el siguiente ejercicio. 

¿Por qué? Por la sencilla y elemental razón que la actual temporada sigue estando bajo los efectos de la Covid ni que sea, como ahora, con la perspectiva de abrir al 100% el Camp Nou y muy pronto el Palau Blaugrana.

No será lo mismo ni se recuperará el nivel pre-pandemia porque ni ha vuelto el turismo ni los propios socios del FC Barcelona están en la mejor forma económica. Lo prueba que no llegan a los 60.000 los abonados que siguen pagando su cuota, ingresos que no alcanzan apenas para remontar cifras de ticketing y de Seient Lliure muy alejadas de la opulencia del pasado. Lo mismo ocurre con el Museu y las tiendas que, 100%, dependen del turismo. 

Sí, el efecto Covid al que Reverter alude abraza para tapar las carencias de su plan de recuperación, que no es consistente ni eficaz, pero que sigue obviando e ignorando cuando se trata de evaluar la gestión  y los resultados de la 2020-21. 

En este sentido, Javier Tebas, censor independiente que analiza el estado de los clubs con la información auditada remitida por ellos mismo, ha dejado dos aspectos muy claros y cuantificados. El primero, que las pérdidas Covid del ejercicio cerrado han sido de 324 millones, más o menos las mismas cifras estimadas por Bartomeu en su comunicado, donde refiere 330 millones, menos ese ahorro de 105 millones.  Un impacto fortísimo que LaLiga ratifica con una segunda e importante observación, que el FC Barcelona, hasta la temporada 2019-20, con tres meses de pandemia encima, estaba dentro de los límites de control económico aplicado por igual a todos los clubs de Primera y Segunda División. Tebas quería salir al paso de esas malas lenguas que venían acusando al presidente de la LaLiga de hacer la vista gorda con el FC Barcelona.

Significativo, riguroso y clarificador sobre la “leyenda negra” que ha caído sobre Bartomeu como parte de esa larga estrategia electoral contra el ex-presidente barcelonista. Cuando menos LaLiga reporta que no se había salido de los márgenes estipulados y además sale también en defensa de esa pureza contable de Bartomeu, al mismo tiempo que, a su manera, suspende y recela de esos 283 millones de provisiones por jugadores devaluados y deterioros incluidos por Ferran Reverter, el nuevo CEO, a falta de los recursos prometidos, caída de patrocinadores e insuficiencia de los traspasos, a la desesperada, realizados este verano. 

Todos los esfuerzos han resultado inútiles aun habiendo engañado a Messi, prometiéndole una renovación imposible, y haberse deshecho de Griezmann. 

No habrá ganancias, mínimas, sin esos fuegos de artificio fabricados contra las pérdidas de la temporada cerrada por provisiones y deterioros (283 millones) y por la venta del 49% de Barça Studios, parcialmente la fórmula Barça Corporate propuesta por Josep Maria Bartomeu como contramedida a la crisis pandémica. Se evalúa en 50 millones el ingreso neto de esa operación que servirá, junto con los 25 millones de la reversión-trampa contable alevosa y con nocturnidad de Reverter con Griezmann y Trincao para evitar pérdidas de casi 70 millones.

El contraataque de Josep Maria Bartomeu no se centra en las pérdidas formuladas por Laporta como un arma arrojadiza contra su junta directiva, que dejó el club el 27 de octubre de 2020. Bartomeu empieza dejando muy claro que, de acuerdo con las normas contables y mercantiles sólo puede haber un único resultado del ejercicio 2020-21, no dos como pretende Laporta, y que la única junta responsable de esos resultados es la que las formula y presenta para su aprobación ante la asamblea.

Quiere decir con eso que su junta, la de Bartomeu, no puede cargar con esos resultados ni total ni parcialmente bajo ningún punto de vista de acuerdo con la normativa de sociedades. De hecho, existe jurisprudencia asentada por un caso del propio FC Barcelona cuando Joan Laporta, en 2003, puso en práctica una solución idéntica con un fatal desenlace para sus intereses. 

No hay muchas dudas, como la sentencia del Tribunal Supremo que la sostiene, sobre un hecho fundamental: es la junta directiva actual, entrante el 17 de marzo de 2021, la que ha decidido realizar y cargar las cuentas con 283 millones de provisiones y de deterioros.

Claro que todo es posible cuando el club está en manos, también, de un vicepresidente económico que presume de haberse ’cargado’ a Messi, de afirmar que no está dispuesto a hacer frente a la mala situación del club, por eso las quiere dejar atrás en la temporada 2020-21, aunque es suya,  y asegura que el Barça tiene en riesgo 400 millones en litigios. No hay ninguna fuente, ni interna ni externa del club, ni él mismo ha sabido explicarlo de dónde sale esta cifra. Le pasa que, como avalista principal, que no legítimo, suda cada día que pasa porque lo más probable es que ese aval lo acabe perdiendo tarde o temprano.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas