El “pucherazo” de la residencia de estudiantes del Paralelo pone en entredicho a Janet Sanz

El proyecto fue aprobado a finales de julio por la comisión de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona, a pesar de que faltan numerosos informes técnicos

janet sanz barcelona
janet sanz barcelona

El proyecto de construcción de una enorme residencia de estudiantes en la avenida del Paralelo de Barcelona, con capacidad para 468 plazas, está repleto de irregularidades. El plan especial integral de mejora urbana (PEIMU) que permite su edificación fue aprobado inicialmente por la comisión de gobierno del Ayuntamiento el 22 de julio pasado y se puso a información pública durante el mes de agosto, hecho que ha sido denunciado por vecinos del distrito del Poble-sec, que acusan a la teniente de alcaldía de Ecología y Urbanismo, Janet Sanz, de “opacidad deliberada”.

Esta residencia de estudiantes, que promueve el grupo madrileño Temprano, participado por el fondo de inversión canadiense Brookfield, choca frontalmente con el plan especial urbanístico para la regulación de los establecimientos de alojamientos turísticos (PEUAT), que prohíbe explícitamente la construcción de este tipo de negocios en el barrio del Poble-sec. El Ayuntamiento justifica la aprobación de este proyecto en virtud de un convenio urbanístico que fue aprobado el 31 de julio del año pasado, cuando el PEUAT estaba en vigor.

Pero el expediente presentado por el grupo Temprano tiene numerosas anomalías y carencias, según la documentación que ha podido analizar EL TRIANGLE, hecho que refuerza la sospecha de los vecinos que se trata de un impresentable “pucherazo” urbanístico. En efecto, según recoge el mismo informe técnico-jurídico del PEIMU presentado en la comisión de gobierno, falta por cumplimentar la siguiente documentación:

-Informe en conformidad con el proyecto del consejo de distrito de Sants-Montjuïc

-Informe de la Autoridad Metropolitana del Transporte

-Informe de la dirección de los Servicios de Movilidad del Ayuntamiento

-Informe de Barcelona Ciclo del Agua

-Informe de la dirección de Patrimonio del Ayuntamiento

-Informe de la dirección de Servicios de Licencias

-Informe de la comisión de Arquitectura

-Informe del Servicio de Arqueología

-Informe de la dirección general del Patrimonio Cultural de la Generalitat

-Informe del departamento de Cultura de la Generalitat

-Informe de la dirección general de Infraestructuras

-Informe de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC)

¿Cómo puede haber aprobado la comisión de gobierno del Ayuntamiento un plan urbanístico que presenta tantas lagunas? Además, el solar donde se prevé construir la residencia de estudiantes tiene unas características muy especiales (está ubicado delante de las antiguas Drassanes medievales, al lado está el túnel del metro, por debajo hay una galería de servicios del Ayuntamiento, se supone que el subsuelo está muy contaminado…) que requieren estudios muy serios y profundos antes de hacer nada.

Lo más preocupante y escandaloso es que, una vez aprobado inicialmente el PEIMU, la comisión de gobierno ha decidido que el proyecto se aprobará definitivamente, como máximo, dos meses después de que se acabe el periodo de información pública o bien por silencio administrativo positivo. ¿Y todos estos informes que faltan en el expediente del grupo Temprano, cuándo se piensan encargar y realizar?

Habitáculos de solo 7 metros cuadrados

El concepto “residencia de estudiantes” suena bien, en principio. Pero este tipo de edificios se han convertido, en los últimos tiempos, en el objetivo de los tiburones inmobiliarios más agresivos, como el grupo Temprano y su socio Brookfield. Y es que la rentabilidad que dan las residencias de estudiantes a los inversores especulativos es la más alta del mercado (5%), mucho más que los hoteles (4%) o las viviendas (3,25%).

El secreto del negocio es que a los estudiantes se les puede alojar en mini-habitáculos –son jóvenes, ya se sabe– por los cuales pagan unos precios, comparativamente, exorbitantes, que dejan un gran margen de beneficio. El proyecto de la avenida Paralelo tendrá una capacidad de 468 plazas, de las cuales solo 68 serán concertadas. Según se especifica, las habitaciones serán de dos tipologías: las individuales, de 7 metros cuadrados, y las dobles, de 12 metros cuadrados, con los baños aparte. En Barcelona, el precio que paga un estudiante en una residencia está alrededor de los 600 euros mensuales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides