Las bases de la CUP, incómodas por el apoyo al Govern de Pere Aragonès

Pere Aragonès llegó a la presidencia de la Generalitat de la mano de un pacto de gobierno con JxCat y de un acuerdo de investidura con la CUP, que hizo que la mayoría independentista del Parlament lo situara en Palau. Los anticapitalistas avisaron que estarían vigilantes, que auditarían el Gobierno de manera permanente y que controlarían que sus acuerdos se cumplieran. Solo han pasado cuatro meses, pero desde la CUP ya están incómodas con este apoyo en el Govern y a Pere Aragonès. Tanto es así que desde varios colectivos de la base han forzado la celebración de asambleas para intentar impulsar un cambio en la estrategia.

Desde ERC y Presidencia les aseguran que los acuerdos estarán todos cumplidos, pero piden tiempos para poder materializarlo. En la CUP, pero, no parecen muy pacientes y podrían acabar retirándoles el apoyo muy pronto. “La política tiene sus tempos; los cambios no se hacen en dos días, por más que queramos”, asegura sobre la cuestión un alto cargo de Palau. Los anticapitalistas, con todo, no quieren sentir “excusas” y piden giros visibles que los faciliten poder convencer sus bases.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides