Bassa dice que ahora no volvería a repetir el «referéndum»

La ex consejera de Puigdemont afirma que pensaba que el 1-O forzaría el diálogo

La ex consejera catalana de Trabajo, Familia y Asuntos Sociales de la Generalitat, Dolors Bassa, ha declarado que «con la información que tengo ahora, no volvería a repetir el referéndum». Bassa hace estas declaraciones coincidiendo con el cuarto aniversario de la consulta independentista del 1 de octubre de 2017, y después de haber pasado por la prisión condenada por su participación en el proceso independentista catalán y de haber sido posteriormente indultada por el gobierno central.

Dolors Bassa, en una entrevista al Huffingtonpost, ha afirmado que no esperaba que lo que pasó el 1-O acabara como acabó «porque esperaba que llegara el diálogo». Según Bassa, «era un movimiento para autodeterminarnos, pero sí que era positivo, pensaba que forzaríamos el diálogo». La ex consejera ha añadido que «íbamos preparados, pero nunca pensamos que pasaría lo que pasó, la represión…».

Para Bassa, en el supuesto de que hubiera prosperado el resultado de la consulta a favor de la independencia de Cataluña, hubiera habido que negociar igualmente con el Estado. Bassa dice que «mi parte, que era la de protección social, contaba con un plan, pero había que negociarlo», añadiendo que «puedes tener dinero para la jubilación o la seguridad social por un tiempo… Pero la caja es común y había que negociar los traspasos». Bassa ha remachado que «si se declaraba la independencia, también había que negociar».

Ante el hecho que la consulta no contó con el visto bueno del Estado ni de las instituciones europeas, Dolors Bassa reconoce que «de la manera que fue el referéndum, no sirve para declarar la independencia, ahora no». Para Bassa «nosotros reconocemos que no se hicieron cosas bien…», como por ejemplo que «preparamos bien el uno de octubre, pero no lo que venía después del 3 de octubre. Queríamos diálogo y no llegó, por eso ahora no entiendo a quienes lo cuestionan».

En este sentido, Bassa reclama a quienes están contra el diálogo con el Estado, como es el caso del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que den alguna alternativa. Bassa dice que «nunca diría que se equivocan mis compañeros de viaje. Cuixart no es adversario. Yo siempre le digo que tiene que explicar cómo. Yo creo que la única forma es negociando. El problema de los que cuestionan la mesa de diálogo es que me digan, ¿entonces qué? Y nunca hay respuesta. Yo siempre digo: ninguna protesta sin propuesta».

Sobre el hecho de que hay independentistas que no admitían los indultos porque exigían una amnistía, Dolors Bassa asegura que «es preferible la amnistía, claro, pero hay que estar en prisión para saber lo que es. A mí si me dicen que me pasaré doce años en la prisión y conseguimos la independencia, me lo pienso. Pero ¿ha pasado algo mientras tanto? La gente ha continuado haciendo su vida y nosotras encerradas. Hacemos más trabajo fuera que dentro de la prisión, como esta entrevista. Yo no quería ser un Mandela, puedo poner como prioridad en el país, pero no me quedaré en prisión a sabiendas de que no soluciona ningún problema».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides