¿Qué político catalán se marea cuando viaja en barco?

El president Pere Aragonès, durant una reunió del govern.
El president Pere Aragonès, durant una reunió del govern.

Pere Aragonès. El presidente de la Generalitat tiene que tomar píldoras contra el mareo cada vez que va en barco. Como muchas otras personas, sufre mareos con los vaivenes de estos transportes.

Sin embargo, el fin de semana de la Mercè viajó durante 14 horas en un barco para ir a Alguer, donde se encontraba Carles Puigdemont.

La detención durante una noche del eurodiputado se produjo en el aeropuerto cuando la policía de fronteras italiana le retuvo para comprobar si estaba en vigor una euroorden de detención.

Este hecho hizo que una serie de políticos de JxCat y ERC viajaran a Alguer, ciudad de Cerdeña donde se estaba celebrando un festival de folclore catalán al que ninguno de ellos preveía asistir. Puigdemont quería aprovechar la excusa de este festival para encontrarse con políticos independentistas sardos, minoritarios en la política de Cerdeña.

Ante la actuación policial italiana, Aragonès no tuvo más remedio que ir en barco, porque no era posible hacerlo en avión, a diferencia de otros políticos que sí que consiguieron una plaza en el vuelo directo diario entre Barcelona y Alguer. Aragonès compartió penas con su vicepresidente, Jordi Puigneró, con quien hizo la ruta Barcelona-Alguer en barco. La vuelta fue en avión.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides