La directiva fracasa en su intento de dividir al potente movimiento de las ‘penyes’

Contundente respuesta de la Peña Barcelonista La Safor a las sucias maniobras de Joan Laporta

Logo de la 'Confederación Mundial de Penyes' del Barça 1

En la guerra abierta desde la junta directiva de Joan Laporta en contra de las “penyes”, intentando aislar y dejar inactiva la Confederació Mundial, la ejecutiva responsable del área social, Anna Aznar, ya ha enseñado alguna de sus cartas enviando un documento a las “penyes” donde ya propone, sin tapujos, un órgano alternativo de servicio del club a los “penyistes” controlado totalmente por la directiva y sin la participación de los “penyistes” y de las “penyes”.

La sugerencia, acordada y soportada por algunos presidentes de “penyes” que rápidamente han traicionado el espíritu y la enorme fuerza grupal de la Confederació -pocos realmente por ahora- tiene la finalidad de atraer “penyes” y “penyistes” hacia este lado oscuro del movimiento, ahora amenazado por la expulsión de su propio aparato de las raíces que había cogido en el club.

La mayoría de las “penyes” están desoyendo los llamamientos a la conspiración y los cantos de sirenas desde la junta, a través del área social, a cambio de privilegios y un trato personalizado, precisamente aquello que la Confederació había conseguido erradicar.

Tiene mucho interés y fuerza la respuesta que le ha remitido la junta directiva de la Peña Barcelonista La Safor, tradicionalmente dominada por sentimientos que, en su momento, en el anterior mandato, dieron todo el apoyo a la figura del presidente Joan Laporta. Una visión que ha cambiado perceptiblemente.

El presidente actual de su Federació, Comarcas de València y Marina Alta, Salva Torres, en su día presidente de la PB La Safor, es hoy vicepresidente primero de la Confederació y ha mostrado una lealtad incontestable y una defensa firme de lo que representa.

Por eso es tan destacable el fuerte contenido de la respuesta de esta Peña Barcelonista La Safor que empieza por agradecer la carta del club. “La dirección de la PB La Safor quiere agradeceros el detalle de este saludo tan cordial. Ahora bien, nos gustaría que, muy al contrario del que expongáis en vuestra comunicación, no se nos excluyera a las ‘penyes’ de la forma tan cruel como lo habéis hecho hasta el momento”, escribe para iniciar el argumento de su postura: “Ahora mismo, efectivamente, somos un referente en el mundo, moderno, emprendedor y de futuro; todo gracias a nuestra iniciativa asociativa, con la estructura con la cual hemos decidido todas las ‘penyes’ organizarnos, como el sueño de las federaciones territoriales de ‘penyes’, o, en un cuarto nivel y para acabar de cerrar el proyecto, la Confederación Mundial de Penyes del FC Barcelona”.

Esta organización, dice, “es una forma organizativa transparente y democrática que, a lo largo de los últimos 6 años ha sabido transmitir la atención a las más de 1.200 ‘penyes’ que tenemos en la actualidad y una herramienta que evita desigualdades entre las ‘penyes’ y los conflictos que en el pasado tuvimos con la Comisión Social, de miembros denominados a dedo en la era Casaus o bien, con la existencia del Consell Consultiu establecido entre 2005 y el 2013. La Confederació no es ningún elemento extraño que ha venido a secuestrar las ‘penyes’, ni pertenece a ningún presidente del Barça, ni siquiera a los diferentes directivos de la misma. Es una creación de todos y todas; desde el último ‘penyista’ hasta los lícitos representantes del movimiento, pasando por ‘penyes’, federaciones y sus respectivas juntas directivas”.

Y acaba exigiendo mejores formas por parte de una junta como la de Joan Laporta que firmó mantener la Confederació: “Es por lo cual que pedimos al club respeto. Respeto por nuestra propia libertad de asociación, respeto hacia los compromisos adquiridos, respeto hacia los 165.000 ‘penyistes’ que formamos la Confederació, respeto hacia las Juntas Directivas de las Federaciones, respeto hacia el socio del Barça que empezaba a valorar y a ver las ‘penyes’ como las embajadas del club en los cinco continentes, respeto a los más de 18.000 socios que actualmente somos también ‘penyistes’, entre los cuales todos los presidentes de ‘penyes’, y que en los últimos años hemos abrazado una forma ejemplar de organización”.

Para acabar, hace una petición inequívoca de cómo respiran hoy las ‘penyes’: “Si queréis darnos el mejor servicio, tal como decís, el camino no es intentar confundirnos creando un organismo paralelo a la actual estructura de la Confederació. El mejor servicio nos lo daréis en el momento que haya una mesa de negociación entre representantes de la directiva del FC Barcelona y nuestros representantes, que no son otros que aquellos que han sido elegidos los pasados meses entre todos nosotros. Porque dar un buen servicio no es expulsarnos de las instalaciones del FC Barcelona, ni intentar prohibirnos nuestros símbolos, entendiendo como tal los de nuestro club. Dar el mejor servicio es eliminar personalismos y resentimientos estúpidos del pasado y empezar a integrarnos todos a una para elevar todavía más la marca ‘penya’”.

Para acabar, expresa su voluntad: “Trasladaros el deseo de una pronta negociación en la cual ganarán las ‘penyes’, ganará la directiva del club y, en definitiva, ganará el Barça. Esto sería ciertamente querer al Barça y dar servicio a las ‘penyes’”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas