El independentista Rai López Calvet cobra los servicios de información españoles

Se ofreció a Josep Lluís Alay para hacer de "agente doble" y pasar información falsa

Rai López es un devoto de Laura Borràs
Rai López es un devoto de Laura Borràs

Rai López Calvet, uno de los activistas independentistas más activos, es uno de los personajes principales del serial protagonizado por Josep Lluís Alay, responsable de la oficina del expresidente catalán Carles Puigdemont. Según Alay, López Calvet fue captado por los servicios de información españoles para que filtrara información sobre Puigdemont y Junts per Catalunya (JxCat) y, aprovechando esta circunstancia, se ofreció a Alay para pasar a España información falsa. Alay recogió el guante.

En una conversación del 24 de octubre de 2020, Alay aseguraba a Gonzalo Boye que Rai López había ido a ofrecerle sus servicios. «Cada mes recibe un sobre con pasta. Él dice que es patriota y que, si queremos intoxicar al otro lado, él pasará información falsa para probarlo. Agencia de inteligencia. Aquí haríamos contrainteligencia. Piénsate algo», dice el jefe de la oficina de Puigdemont al abogado. Alay aseguraba a su interlocutor que López Calvet tuvo problemas económicos y que por ello fue captado por alguien relacionado con los servicios de información españoles. «Pero su mente catalana resiste», subraya.

Alay asegura: «Al principio, no me lo creía; ahora creo que dice la verdad. Es de Tortosa. Indepe radical. Popular en Twitter […]. Dice que siempre le preguntan por movimientos del presidente y por temas internos de Junts. Tiene 33.000 seguidores, es muy popular. Ahora me lo creo. Vino a contármelo hace un par de semanas […]. Información TOP SECRET (sic) «. El letrado ve una oportunidad para desarrollar su estrategia: «Ok. Por aquí podemos intoxicar». Tras decirle Alay que Rai López había estado con Puigdemont y con Jami Matamala (senador, empresario y amigo que acompañó a Puigdemont desde el primer minuto de su fuga), reseña: «Pero no les ha explicado nada».

Ante esto, Boye afirma: «Haremos contrainteligencia de la buena». «Tengo ganas de meterles algo. Pero no podemos quemarlo. Debe ser algo reversible», contesta Alay. Boye tiene la última palabra: «He dicho contrainteligencia de la buena».

López Calvet se hizo conocido por su activismo radical y por haber completado una marcha a pie hasta Waterloo. En los momentos en que el activista se ofrece a hacer el doble juego, intentaba que JxCat le incluyera en las listas electorales autonómicas como cabeza de lista por Tarragona, pero sólo consiguió ir en noveno lugar, por lo que se quedó sin escaño. Destaca por su fanática devoción por la presidenta del Parlamento de Cataluña, Laura Borràs.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides