Comienza la huelga de nueve días en los supermercados de Glovo

Los repartidores reclaman que la empresa los contrate directamente y mejorar sus condiciones laborales

Bicicletas de 'riders' aparcadas frente al supermercado de Glovo

Más de 300 ‘riders’ que reparten desde los supermercados de Glovo han comenzado una huelga este viernes para exigir la mejora de sus condiciones laborales, después de que la reunión de mediación del miércoles, en el Departamento de Trabajo, terminara sin acuerdo. Los repartidores reclaman, principalmente, la contratación indefinida por parte de Glovo y no de las empresas de trabajo temporal (ETT), pero también un trato mejor ya que, actualmente, no pueden utilizar los locales para ir al baño o beber agua. «Sus condiciones laborales son muy precarias, con una larga lista de irregularidades que han llevado a este colectivo a convocar la huelga con el apoyo de CCOO», señala el sindicato en un comunicado.

La huelga está prevista durante nueve jornadas -los días 27, 28 y 29 de agosto, y el 3, 4, 5, 19, 11 y 12 de septiembre- y afectará cinco centros que Glovo tiene en Barcelona, ​​concretamente en c/Marina , 94; c/Girona, 120; c/Francesc Carbonell, 43; c/Consejo de Ciento, 133; y en Travessera de Dalt, 134. Según CCOO, la convocatoria ha sido un éxito y los 300 trabajadores de los supermercados están en huelga.

«Con los súper de Glover paralizados y un seguimiento del 100% de los ‘riders’ asalariados, desde CCOO de Cataluña es un orgullo comunicar que la primera huelga formalmente convocada en el sector del reparto de la plataforma está siendo un éxito. Emplazamos a Glovo a que siente a negociar», ha escrito en Twitter la secretaria de Nuevas Realidades del Trabajo y Economía Social y Solidaria de CCOO, Carmen Juares. Este viernes, el primer día de protestas, los repartidores se han encontrado frente al centro ubicado en la calle de Girona a las 9:30 horas, y después se han desplazado con bicis, motos y patinetes hasta la sede de Glovo, en la calle Pallars.

¿Qué piden?
Aunque la principal demanda de los trabajadores es la contratación directa por parte de Glovo -actualmente están contratados mediante ETT-, el comunicado sobre la huelga del sindicato incluye un total de 13 reivindicaciones. Concretamente, exigen subir el precio de hora ordinaria; incrementar el valor de la hora trabajada en un 75% en domingos y festivos; complementos salariales de un 25% del precio de la hora ordinaria en días de lluvia y trabajo nocturno; establecer un plus del transporte para compensar los gastos diarios derivados del traslado del domicilio al centro de trabajo; así como que la empresa asuma el coste del vehículo y del teléfono, «instrumentos indispensables para el trabajo».

También exigen que se respeten los días de vacaciones legalmente establecidos, que los ‘riders’ puedan descansar 5 minutos (retribuidos) por cada hora de trabajo y que se garantice el abono de la nómina antes del último día del mes. Reclaman poder disponer de agua y tener acceso a aseos, salas de descanso, taquillas, comedores y puntos de carga eléctrica en los centros de trabajo, y piden que «no se produzca ninguna represalia como consecuencia de esta convocatoria».

En declaraciones a la prensa, Carmen Juares ha criticado la situación laboral de los repartidores, sobre los que ha asegurado que «su sueldo no llega al salario mínimo interprofesional». «Durante mi vida he conocido de cerca situaciones de precariedad, pero nunca habría imaginado que una empresa que se presenta como innovadora trataría de manera tan indigna sus repartidores, hasta el punto de no dejarlos ir a los baños», ha escrito en Twitter.

Protesta de los autónomos
Coincidiendo con la primera jornada de huelga de los trabajadores de los supermercados de Glovo, los repartidores autónomos -que no tienen acceso a los pedidos de Super Glovo y Glovo Market, reservados a los primeros- han convocado una manifestación este viernes a las 16 horas en la Plaza Cataluña de Barcelona. Rechazan las nuevas tarifas implantadas por la empresa, como el multiplicador y la bajada de los bonus, y se quejan de la «sobreoferta» de repartidores que se produce en algunos momentos del día, debido a que todos los colaboradores -de 1.000 a 1.800, según el comunicado de los autónomos- pueden acceder simultáneamente a la plataforma en cualquier momento del día, independientemente de la demanda.

Así pues, los ‘riders’ autónomos reclaman que la tarifa base mínima sea de 2 euros -en vez de los 1,30 euros actuales-; que el bonus por los kilómetros recorridos se establezca en un mínimo de 1,4; que la elección de la tarifa de multiplicadores pueda cambiarse varias veces al día, y que sea de un mínimo de 1; el cobro total de los pedidos que se hayan cancelado por causas ajenas al repartidor; y la limitación de los contratos a nuevos colaboradores en función de la demanda real de cada momento.

En relación con las funcionalidades de la aplicación de la empresa, los repartidores solicitan incorporar un botón de pago semanal; la reasignación libre de esperas de los pedidos; dejar abierta la cantidad que los clientes pagan de propina y suprimir el algoritmo que da preferencia a los ‘riders’ con un multiplicador más bajo a la hora de recibir pedidos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides