Descubiertas más trampas de los intereses de Laporta en Israel

El viaje no sirvió ni para conseguir patrocinadores ni para cerrar partidos amistosos

Joan Laporta con el presidente de Israel, Isaac Herzog
Joan Laporta con el presidente de Israel, Isaac Herzog

El Barça de Joan Laporta, que se gastó un buen dinero en organizar un viaje a Israel para conseguir patrocinadores y cerrar amistosos con el puñado de amigos empresarios de aquel país, volvió sin haber avanzado en ninguna dirección y, además, con la anulación de un amistoso de pretemporada.

Parece ser porque, según explicó el diario ARA, desde la presidencia del club se gestó un lío. «Todo ello se frustró cuando Comtec Group descubrió que el Barça negociaba en paralelo la disputa de un segundo amistoso en Israel con unos intermediarios cercanos al presidente del Beitar Jerusalén, Moshe Hogeg, y se negó a perder la de la visita culé por culpa de una empresa rival. Comtec Group condicionó el Villarreal-Barça, un partido que gustaba mucho a los técnicos, a que el club azulgrana no aprovechara el viaje para organizar otro compromiso con otro proveedor. La entidad no aceptó el trato».

Y eso que el club tuvo ofertas para ir a los EEUU como el Femenino. El asunto se terminó de enredar tras cerrarse finalmente un amistoso con el Beitar Jerusalén, un club conocido por ser el preferido de la derecha y por la ideología anti-musulmana de sus aficionados radicales. «Esta vez la negociación debía ser sencilla para que los dos principales interlocutores, Joan Laporta y Moshe Hogeg, se conocían bien. Hogeg ha invertido últimamente en criptomonedes y tuvo una empresa, Sirin Labs, de la que el actual presidente del Barça fue consejero».

El anuncio levantó protestas desde Palestina y, «según fuentes del propio Barça, diversos actores políticos también presionaron en privado que no se disputara. La Asociación Palestina de Fútbol lo hizo públicamente en forma de carta. Haber sacado adelante el encuentro habría herido el pueblo palestino, pero sobre todo habría supuesto casi un insulto para Comtec Group, organizador del partido de los Legends en Tel Aviv con el que el club y Laporta no están dispuestos a enemistarse en un momento de necesaria expansión comercial. Y es que, si se hubiera jugado el Beitar-Barça, la irritación de Comtec Group habría sido aún más fuerte que la que tuvo cuando vio que el club azulgrana insistía en placer a la empresa amiga de Hogeg», según la versión del diario.

De nada sirvió, pues, el dineral que costó llevar el equipo de los Legends al Barça para acabar en nada, ni un amistoso ni un patrocinador y, además, por culpa de un trasfondo de intereses económicos que se esconder bajo filigranas políticas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas