¿Quién teme el ascenso de Jordi Martí en el Ayuntamiento de Barcelona?

Jordi Martí
Jordi Martí

Jordi Martí es, hoy por hoy, la persona en quien más confía Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona y en Barcelona en Comú.

Con una larga carrera política, que comenzó siendo muy joven en uno de los muchos partidos trotskistas, Jordi Martí fue uno de los fichajes que hizo Colau cuando llegó a la alcaldía hace seis años. El exconcejal socialista ocupó la potente gerencia del Ayuntamiento entre los años 2015 y 2019, y sólo la incorporación de Joan Subirats le apartó de ocupar un mejor lugar en la lista electoral hace dos años.

Con la retirada de Subirats, que será efectiva a finales de julio -tras el último pleno antes de las vacaciones de verano-, Martí se hará cargo del área de Cultura, una cartera que ya había tenido cuando era del PSC, y asciende a teniente de alcalde. Dicen las malas lenguas del Ayuntamiento que en el verano de 2019 Martí sufrió un fuerte desengaño cuando no ocupó una de las tenencias de alcaldía.

Ahora, sus propios compañeros de partido están temerosos de una persona que ha transitado en los últimos años de querer ser el candidato del PSC -perdió las primarias contra Jaume Collboni- a coquetear con ERC desde MES -formación creada por Ernest Maragall antes de incorporarse a Esquerra Republicana-, y que pasó a BComú y fue el hombre clave en las negociaciones entre los comunes y el PSC para formar gobierno.

Sus principales adversarios internos no forman parte de un grupo homogéneo. Existe el sector antisistema, con Gerardo Pisarello, Jaume Asens y Gala Pin, por ejemplo, pero también hay recelos en la gente que proviene de ICV.

Muchos de ellos creen que Martí estaría dispuesto a pactar con Maragall la alcaldía si ERC gana las futuras elecciones municipales, con lo que Colau se retiraría y él sería el primer teniente de alcalde. Martí siempre ha defendido un acuerdo amplio de izquierdas con el PSC y ERC, pero los suyos consideran que es lo bastante ambicioso para buscarse una salida en solitario. La única piedra en el camino es que sus relaciones personales con Ernest Maragall no han sido nunca demasiado fluidas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides