¿Por qué el diario ‘Sport’ quiere recuperar su liderazgo laportista?

La información ha dejado de ser, en el caso del Barça, un vector de la actualidad controlado por los medios en un porcentaje cada vez mayor. La junta de Joan Laporta no ha dudado en ejercer, como lo hizo en su primer mandato y hasta recuperar la presidencia, una política de dominio del mensaje y de los contenidos hasta el punto de utilizar, sobre todo los medios masivos, como una parte activa de las negociaciones y de los planes del club en el contexto de la planificación deportiva.

Es el caso del posible traspaso de Antoine Griezmann al Atlético de Madrid, propuesta muy bien acogida por del club rojiblanco, que ya se frota las manos ante otro regalo tan inesperado como fue el de Luis Suárez por idénticos motivos la temporada anterior, o sea la necesidad del Barça de soltar lastre salarial y además, en este caso añadido, un conflicto latente ante la incompatibilidad manifiesta de Griezmann con el estilo, la filosofía y el juego del Barça, pero especialmente con el liderazgo de Leo Messi en el campo y la posibilidad de pisar área contraria, terreno casi vetado para el francés.

Los medios se van encargando de hinchar un globo muy complicado, porque la posición de salida del Barça es la peor posible, desde la urgencia y de la obligación de desprenderse de un jugador que tiene todas las cartas en su mano.

La contrapartida es el trueque por Saúl, un futbolista con el que no está contando Simeone y de nivel discutible para hablar de un intercambio equilibrado. No lo es, pero tiene que parecerlo. Por eso el diario ‘Sport’, implicado y comprometido de nuevo en la batalla del éxito del laportismo, fue más allá en su edición de este jueves publicando que el FC Barcelona ya había intentado sin éxito el fichaje de Saúl en 2017, una operación iniciada a los tres días de haber renovado por el Atlético de Madrid. La información trataba de aumentar y justificar la expectativa futbolística sobre Saúl, futbolista que ni ha ido a la selección este verano.

En ese esfuerzo por ir más allá de la realidad, el diario recibió una llamada para desmentir por completo esa información, carente de toda veracidad, y que además potenciaba la buena imagen y la gestión, presuntamente, de Gil Marín, uno de los principales responsables del Atlético de Madrid frente a un fallido intento del Barça que nunca existió.

No es un hecho casual ni será el último, pues el diario ‘Sport’ había estado dudando estos últimos meses sobre su papel en esta nueva etapa de Laporta después de un acercamiento del presidente al Grupo Godó, incluyendo una especie de paz con ‘Mundo Deportivo’, el periódico que más odia Joan Laporta desde los tiempos en que Núñez lo ataba corto hace ya bastantes años.

En cambio, ‘Sport’, ahora bajo la propiedad de Prensa Ibérica, había mantenido un cierto tono no demasiado entusiasta bajo la dirección de Albert Sáez, que se hizo cargo de la baja por enfermedad de Ernest Folch, compartiendo la dirección de ‘Sport’ y de ‘El Periódico de Catalunya’. Tanto, que esta cabecera generalista se había vuelto fría con Laporta y, por extensión, los contenidos del ‘Sport’, también.

Ahora esta situación ha cambiado. Hace unos días, sin embargo, el grupo decidió designar de nuevo a Lluís Mascaró como director de ‘Sport’, en una maniobra que claramente pretende reclamar para este diario el liderazgo laportista ejercido desde los tiempos del Elefant Blau. Un cambio que se ha notado y mucho en los excesos laportistas de los últimos días, como ese intento de convertir a Saúl en una pieza que el FC Barcelona ambicionaba hace años. Ni era verdad ese interés deportivo ni mucho menos que el Barça preguntara por él. Esta es la nueva realidad de los medios, con una imaginación desatada.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides