Guardia Urbana y Mossos vacían las playas por el toque de queda

Durante la primera noche de confinamiento nocturno en Cataluña se han desalojado cerca de 2.000 personas

Fiesta en la playa

El inicio del toque de queda en Cataluña se ha visto protagonizado por los botellones y las aglomeraciones en diferentes playas de Barcelona. Durante los primeros minutos de confinamiento nocturno, pasada la una de la madrugada, cerca de 2000 personas estaban concentradas en la arena charlando, bailando y bebiendo alcohol. Un dispositivo policial conjunto de la Guardia Urbana y los Mossos ha deshecho las concentraciones de gente en las playas y antes de las 2 h ya estaban vacías.

Decenas de furgones de la policía catalana y del cuerpo local han participado en el dispositivo. Desde el fin del primer toque de queda, el mes de mayo, playas como la de la Barceloneta han sido uno de los puntos calientes de la ciudad con respecto al incumplimiento de las medidas anticovid. Por ello, para evitar que durante el desalojo las personas se dispersaran por las calles del barrio, la policía ha bloqueado algunos de los accesos, priorizando que se fueran por el paseo de Joan de Borbó. El desalojo de la playa de la Barcelona se ha hecho sin incidentes destacados.

Las aglomeraciones en la playa a pesar del toque de queda, ha provocado malestar entre entidades y vecinos de la zona, que reclaman más control para evitar esta concentración nocturna en el espacio público. De hecho, esta misma semana los vecinos han pedido una reunión urgente con la alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, para abordar el «repunte de inseguridad» en la ciudad. La mayoría de vecinos del barrio insisten en cerrar definitivamente las playas cada noche de lo que queda de verano.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides