Joan Subirats se jubila y deja su cargo en el Ayuntamiento de Barcelona

La salida del teniente de alcalde coincide con la sentencia del Supremo que obliga al consistorio a colocar una imagen de Felipe VI en la Sala de Plenos

El teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Subirats
El teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Subirats

La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, ha comparecido este miércoles junto con el todavía teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad del Ayuntamiento, Joan Subirats, para anunciar que el catedrático se jubila y deja sus cargos del consistorio. Como ha explicado Colau, ella ya tenía conocimiento de la voluntad de Subirats de jubilarse como catedrático de Ciencia Política de la UAB y ahora que ha cumplido 70 años podrá hacerlo efectivo.

La alcaldesa ha reconocido la labor del que ha sido su mano derecha al frente del área de Cultura, y ha asegurado que «el legado y el trabajo de Joan llegan para quedarse. Está garantizada su continuidad». Su baja, sin embargo, no se hará efectiva hasta finales de mes y será entonces cuando el actual concejal de Presidencia y Presupuesto, Jordi Martí, asuma la tenencia de Cultura. Otro cambio que conllevará la salida de Subirats es el nuevo papel que tendrá el actual concejal de Barcelona en Comú en el distrito de Horta-Guinardó, Pablo González, quien se convertirá en concejal.

Durante la comparecencia, el todavía teniente de alcalde de Cultura ha asegurado que su jubilación no conlleva una retirada de la política y que seguirá «en activo». «Me siento muy vinculado al proyecto municipalista de Barcelona en Comú y, en cualquier caso, trabajaré para reforzarlo», ha admitido.

La marcha de Subirats coincide con la sentencia del Tribunal Supremo que obliga al Ayuntamiento de Barcelona a colocar una imagen de Felipe VI en la Sala de Plenos. Después de seis años de batalla judicial -el 2015 el gobierno de Colau retiró el busto de Juan Carlos I argumentando que ya no era jefe de Estado y, desde entonces, no ha vuelto a colocar ningún símbolo real en la sala – el alto tribunal ha dado la razón al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El mandato anterior se cambió el reglamento municipal estableciendo que el pleno del Ayuntamiento es quien debe decidir qué símbolos se colocan en la sala, pero según la argumentación del Supremo, el Reglamento de Organización y Funcionamiento (ROF) de las Entidades Locales «ordena que en todos los municipios, en lugar preferente y en el lugar en que se reúne su máximo órgano (el pleno) esté presente el símbolo de la forma política del Estado español», una norma que «no puede quedar desplazada por los reglamentos orgánicos municipales».

Al ser preguntada por el asunto, Colau ha afirmado que a su juicio «actuamos correctamente cuando retiramos el busto del rey emérito», y ha indicado que ahora el equipo de gobierno se mantendrá a la espera de lo que decida servicios jurídicos, el órgano encargado de asesorar la Alcaldía sobre los aspectos judiciales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides