Grifols proyecta un laboratorio de riesgo 3 en Andorra porque en este país no hay ningún tipo de legislación ni de control

Si lo hiciera en España necesitaría la autorización del Centro Nacional de Biotecnología y estaría estrictamente vigilado

Grifols

La proyectada construcción de un laboratorio de investigación inmunológica en Ordino (Andorra), que promueve la multinacional catalana Grifols, provoca cada vez más inquietud. En el país del Pirineo, pero también en el sur de Francia, crecen las incertidumbres sobre esta instalación, calificada con un grado de riesgo 3 (GR3) –el famoso laboratorio de Wuhan es GR4–, donde, según ha transcendido, también se harán experimentaciones con animales in vivo.

A medida que pasan los días, y llegan nuevas informaciones, se confirma la impresión que el anunciado proyecto no es un regalo que el “vampiro” Grifols (foto) hace a Andorra en un arranque de generosidad. Al contrario, parece claro que la multinacional catalana se aprovecha de la falta de legislación y de mecanismos de control que hay en Andorra en el ámbito de la experimentación biológica para colocar un laboratorio que, en cualquier otro país occidental, estaría sometido a una exhaustiva reglamentación.

En un artículo publicado en el diario Altaveu, el economista y empresario Eusebi Nomen recuerda que si este laboratorio inmunológico se quisiera instalar en España, tendría que recibir la preceptiva inspección y aprobación de la Comisión de Bioseguridad del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Las experimentaciones con animales in vivo también tendrían que contar con el visto bueno previo del Comité Ético en Experimentación Animal del CNB.

Pero en Andorra no hay organismos equivalentes ni al CNB ni al CSIC, ni profesionales capacitados para ejercer las imprescindibles tareas de control sobre un laboratorio de estas características. Tampoco hay una legislación específica que regule un sector tan complejo y potencialmente peligroso como el de la biotecnología. Eusebi Nomen también hace hincapié en la falta de preparación y de medios específicos del cuerpo de bomberos de Andorra para actuar ante un posible caso de emergencia en estas instalaciones. Por su parte, el Gobierno de Xavier Espot da un apoyo entusiasta al laboratorio GR3 de Grifols, e incluso ha cedido gratuitamente los terrenos y le dará una subvención de 5 millones de euros.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides