Òscar Andreu vulnera cada día el Libro de Estilo que regula TV3 con la complicidad de Vicent Sanchis

Sube sistemáticamente a Twitter insultos y frases agresivas contra el gobierno central y la voluntad de una solución dialogada al contencioso territorial

«Los indultos parciales también son un balón de oxígeno para los equidistantes que podrán continuar haciendo como si no formaran parte fundamental de la represión». «Se cargan el Estatuto, aplican el 155, se pasan por el forro los resultados de varias elecciones, meten en la cárcel a la presidenta del Parlament, a políticos y a activistas, intentan parar un referéndum a palos… pero son los independentistas les que deben renunciar a la unilateralidad». «A ver si en Europa descubren ahora que la justicia española es más española que justicia». «El Estado no tiene ningún problema con la democracia. El Estado tiene un problema con que tú, como catalán, tengas una lengua que no necesariamente es el español, unas instituciones que no son totalmente españolas y una Historia que no siempre coincide con la Historia de España».

Estas frases no son de Carles Puigdemont, de otro dirigente de JxCat o de un portavoz hiperventilado de un grupo independentista partidario de la unilateralidad. Forman parte de la creatividad literaria durante el mes de junio en Twitter de una de las caras más conocidas de TV3: Òscar Andreu. Forma parte del equipo de Està passant, programa que presenta Toni Soler de lunes a viernes de 20:15 a 21 horas, en pleno prime time. El director de TV3, Vicent Sanchis, apostó personalmente por Està passant, lo encargó a Toni Soler y acaba de renovar su contrato para una quinta temporada. Òscar Andreu participó en el equipo que estrenó el programa en septiembre de 2017 y se apartó en octubre de 2018. En septiembre de 2020 regresó y desde entonces aparece en él casi a diario.

A menudo sustituye a Jair Domínguez, que no da abasto para compaginar este programa con los otros programas y colaboraciones que hace con TV3 –Bricoheroes– y Catalunya Ràdio –El búnquer y El matí de Catalunya Ràdio. Domínguez apela más al insulto directo -ha gritado ‘puta España’ en los programas de TV3 en los que participa y lo ha puesto negro sobre blanco en Twitter- pero no es tan prolífico como Andreu.

No hay día que pase sin que Òscar Andreu vulnere el Libro de Estilo de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y opine en Twitter sobre las cuestiones políticas de actualidad, siempre en la línea de menospreciar y burlarse de España y el gobierno español, con una preocupación especial por criticar los políticos progresistas de fuera de Catalunya que no comulgan con el independentismo. Estas vulneraciones no reciben ningún tipo de recriminación por parte de Sanchis ni de la presidenta en funciones de la CCMA, Núria Llorach. Quizás consideran que no difunde en Twitter ninguna idea o reflexión que no se haga en Està passant y no pueden aplicar en la red el rigor de un Libro de Estilo que no se respeta en el programa que emite TV3.

A Òscar Andreu nadie de la dirección de TV3 le reprochó que colgara en Twitter una imagen de Marlon Brando interpretando al mafioso Vito Corleone para representar a Pedro Sánchez. O que se refiera a Pablo Iglesias así en este tuit: «Un régimen con presos políticos y exiliados, con cientos de represaliados, con poli patriótica y cloacas trabajando a toda máquina, con fuerzas de seguridad entrando de madrugada en las casas, con ley mordaza digital y analógica, pero me voy del debate porque la ultraderecha tal». O que el pasado sábado replicara con una frase de Lenin la afirmación de Salvador Illa que «no es posible ser independentista y de izquierdas». O que se sumara al titular de Vilaweb que aseguraba que el Ayuntamiento de Barcelona presidido por Ada Colau marginaba la literatura catalana por Sant Jordi con este mensaje: «Como no pueden convertir la capital del país en una ciudad española de provincias tratan de cortarle las raíces, de borrarle la Historia, de esconder la lengua y de tirar los despojos resultantes en el contenedor del cosmopolitismo más tronado».

La última sentencia en Twitter, el pasado domingo, de esta cara que vemos tan frecuentemente a TV3, fue que «Mayoría de votos y de escaños indepes; palos de la justicia alemana, belga, etc.; informe del Consejo de Europa; el Supremo dice que «la sentencia del 1-0 está muerta en Estrasburgo»… Ha llegado el momento de olvidar el 1-O y de hacer un referéndum rarísimo para reformar España».

Està passant ha costado esta temporada 1,8 millones de euros. Toni Soler se ha reservado 174.000 para su sueldo anual. No se sabe cuánto cobra Òscar Andreu por su participación en el programa. Se supone que su actividad prolífica en Twitter no va incorporada a su sueldo en un producto propagandístico y sectario que tiene garantizados sus millones y su presencia en las pantallas de la televisión pública catalana una temporada más.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides