Pedro Sánchez y Pere Aragonès incian la vía de diálogo en la Moncloa

El presidente del gobierno central pretende abordar el autogobierno y la financiación, mientras el ejecutivo catalán toma como punto de partida la amnistía y la autodeterminación

Pedro Sánchez con Pere Aragonès
Pedro Sánchez con Pere Aragonès

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonés, se reúnen en privado en la Moncloa desde las cinco de la tarde de este martes para iniciar la vía de diálogo. Se trata del primer encuentro entre los presidente de ambos ejecutivos desde que Aragonès fue investido presidente y tendrá lugar en plena polémica por las acusaciones del Tribunal de Cuentas sobre la promoción exterior del proceso independentista.

El presidente de la Generalitat ya dejó claro ayer, durante el Consejo Nacional de ERC, que el punto de partida serán la amnistía y la autodeterminación. Para el Gobierno, sin embargo, estos asuntos son líneas rojas y no tienen cabida en el marco de la Constitución, aunque ha permitido que estén sobre la mesa.

«El Gobierno aportará una sola propuesta: que el Estado cumpla con la hoja de ruta del Consejo de Europa», aseguró Aragonès, pretendiendo que el Ejecutivo encabezado por Sánchez retire las euroórdenes contra los líderes independentistas fugados de la justicia española y deje de investigar judicialmente los cargos implicados en el 1-O. Una acción que los socialistas han rechazado porque implicaría retirar las demandas de extradición contra Carles Puigdemont, Clara Ponsatí o Toni Comín, entre otros.

Ante las diferencias de las que parte la mesa de diálogo, la Moncloa ha pedido a la Generalitat que abandone las posiciones de máximos y que empiece por los temas en los que puedan llegar a un acuerdo, como la financiación, las infraestructuras y el autogobierno. En este sentido, Aragonès quiere aprovechar para hablar también sobre la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat y aclarar el asunto de los fondos europeos, sobre los que ERC y el PSOE ya han llegado a algunos acuerdos en el Congreso.

Sánchez tiene la intención de centrar la primera reunión en la economía y el autogobierno, evitando así que el encuentro se centre en la amnistía y la autodeterminación que defiende Aragonès. El ejecutivo español pondrá sobre la mesa los asuntos que se encuentran dentro de la llamada Agenda para el Reencuentro, que cuenta con más de 40 puntos sobre las reclamaciones históricas de la Generalitat y entre los que se encuentra la posibilidad de elaborar un nuevo Estatuto.

Ninguno de los dos presidentes tiene grandes expectativas sobre este primer encuentro. Sánchez reconoció ayer en una entrevista en la cadena SER que «no vamos a arreglar de la noche a la mañana lo que se ha estropeado durante estos diez años», mientras Aragonès se ha referido a la reunión como la negociación «más compleja» a la que se ha enfrentado la Generalitat últimamente. Los socios de gobierno de ERC, JxCat y la CUP, son los más reticentes respecto a la utilidad de la mesa de diálogo y, por ello, el presidente de la Generalitat ha querido incluirlos en la negociación asegurando que quiere contar con la compañía «de todo el mundo».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides