Guardias urbanos tapan el grafiti de la quema de uno de sus furgones

Los agentes piden la dimisión de la alcaldesa Colau y de Albert Batlle por no haber retirado la pintura

Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona han acabado tapando el grafiti en el cual se reproducía la imagen de una furgoneta policial que quemaron manifestantes ante la comisaría de las Ramblas de Barcelona el pasado mas de febrero, en las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

Han sido agentes pertenecientes al sindicato CSIF los cuales han ido este martes hasta el parque de las Tres Chimeneas de Barcelona y han tapado el mural del grafitero Martz, según ha avanzado Crónica Global. Esto ha pasado después de que tanto los sindicatos CSIF y Sapol, así como el PP de Barcelona pidieron que se sacará esta imagen, sin que el ayuntamiento hubiera reaccionado.

Una vez han tapado el grafiti, los agentes han colocado pancartas en el mismo lugar donde había la pintura en las cuales se pedían las dimisiones de la alcaldesa, Ada Colau, y la del teniente de alcalde de Seguridad y Prevención, Albert Batlle.

Se da la circunstancia que el Juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona ha instruido un procedimiento por tentativa de homicidio por la quema de la furgoneta policial, que es la que aparece en la imagen del grafiti. Los representantes sindicales de la Guardia Urbana de Barcelona afirman que la pintura incita a la violencia.

De hecho, en la furgoneta policial que aparece en el grafiti aparecía el código numérico 1312 que corresponde a la expresión All cops are bastards (todos los policías son unos bastardos), un mensaje usado por grupos de extrema izquierda.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides