Puigdemont pide no dar problemas a ERC

La rivalidad entre Esquerra Republicana y Junts x Cat –o todo el entorno postconvergente derivado de la atomización del espacio de CiU– hace años que dura. No es nueva. Pero el tumbo electoral que provocaron los resultados de las elecciones del 14 de febrero a favor de Esquerra auguraba ya una reacción furibunda de JxCat. Y así fue.

Los dirigentes y las caras más visibles del partido que lidera Carles Puigdemont le complicaron la vida a Pere Aragonès desde el primer día. Cualquier cosa servía para intentar ganar el relato y desprestigiar ERC, aunque los hubiera pasado delante a las elecciones. Pero una vez el Gobierno ya está hecho y está funcionando, fuentes de JxCat aseguran que Puigdemont quiere firmar una paz, como mínimo temporal. Y por eso ha pedido a sus no dar problemas en Esquerra y trabajar lealmente con Aragonès.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides