La bicefalia del PSC empieza a crear incomodidades dentro del partido

El PSC tiene ahora mismo un liderazgo compartido. O partido, según cómo se mire. Desde que Miquel Iceta, primer secretario del PSC, abdicó de su candidatura a la presidencia de la Generalitat a favor de la figura de Salvador Illa, secretario de organización del partido, e intercambiaron los papeles de ministro a Madrid y diputado en el Parlament, el peso político interno no queda claro. Y es que parece que Iceta no quiere soltar su parcela de poder al PSC, mientras que Illa intenta coger cada vez más espacio para acumular control a la formación.

Inicialmente, esta bicefalia parecía compatible. Las voces más autorizadas del partido la defendían de manera incondicional. Pero ahora, a puerta cerrada y en voz queda, admiten que empieza a ser incómoda, y que incluso cuando se tienen que tomar las grandes decisiones estratégicas al PSC hay batallas por el equilibrio interno y tienen que hacer manos y mangas por no herir susceptibilidades, egos u orgullos del uno y del otro. “De momento, la cosa aguanta, pero no sabemos cuánto tiempo podrá seguir así”, dice un dirigente socialista, que lamenta que no haya habido un relevo completo del liderazgo del partido.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides