Por sus obras los conoceréis

Hoy es difícil decir que una persona, un grupo o un partido político es de izquierdas o de derechas, es progresista o reaccionario, socialista o liberal… Es difícil porque los queremos etiquetar por lo que dicen, y eso hoy está muy mediatizado y repleto de mentiras.

Mateo (el apóstol) dijo: «Guardaos de los falsos profetas, que vienen con ropajes de ovejas pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos [sus actos] los conoceréis. ¿Es que se cogen racimos de los cardos o higos de los espinos?». Mateo, que, además de santo era inteligente nos dice: por sus obras los conoceréis, no por lo que dicen si no por lo que han hecho.

Hace dos años escribía en el Diari de la Sanitat sobre la necesidad de analizar lo que han hecho (y lo que no han hecho) en salud y sanidad los partidos políticos que han gobernado los últimos años y decía: Llevamos demasiados años de desgobierno, corrupción, ineficiencia y mala calidad. Hay que recordar la corrupción.

Repasemos algunos casos emblemáticos:

* Boi Ruiz, médico, consejero de Salud del Gobierno de CiU, fue primer director general de la Unión Catalana de Hospitales (UCH), la patronal más importante de la sanidad privada en Cataluña, y posteriormente fue presidente hasta que fue nombrando por Artur Mas consejero de Salud. ¡Pusieron al lobo a guardar el rebaño!

* Josep Maria Padrosa, director del SCS, fue del 2007 al 2011 de la junta directiva de la UCH. Se ha publicado su incompatibilidad para ser a la vez apoderado de seis empresas que tienen concierto con el mismo CatSalut que él dirige. Dos cargos en una misma persona: apoderado de la empresa privada Corporación Fisiogestió y gerente del CatSalut.

* Josep Prat (ingeniero naval), capitán de tres grandes barcos a la vez, imputado por un juzgado de Reus, a raíz de la denuncia de la CUP, por irregularidades en la gestión del holding de empresas (entre ellas las sanitarias) Innova; cobraba más de 300.000 euros anuales. Dirigió el CatSalut de 1998 a 2003. Además, tenía un asiento en USP Hospitales, la multinacional sanitaria privada más grande de España (Quirón y Dexeus en Barcelona). Es nombrado por Boi Ruiz en 2011 presidente del ICS. En total: Innova, USP y ICS. Dirige tres grandes barcos a la vez, con franca incompatibilidad, a parte de las imputaciones de irregularidades y malversaciones. Dimite de Innova y de USP el día 11 de enero de 2012 y finalmente dimite del ICS el 28 de junio de 2012.

* Ramon Bagó (empresario de SERHS), el hombre que se contrataba a él mismo, ex alcalde de Calella por CiU, vicepresidente del Consorcio Hospitalario de Cataluña. Investigado por la Oficina Antifraude para casos de supuesta corrupción en el Ayuntamiento de Badalona y en el Consorcio de Salud Maresme y la Selva. SERHS obtiene durante 19 años los contratos de cocina del hospital y otros centros de Badalona, ​​el 50% de los cuales sin concurso público: en total, 50 millones de euros de los presupuestos públicos.

* Xavier Crespo, médico, ex alcalde de Lloret de Mar, diputado por CiU, obtuvo 209.000 euros de empresas filiales de los hospitales de Calella y Blanes, a los que ocasionó pérdidas de 2,4 millones de euros. El caso fue investigado por la Sindicatura de Cuentas, pero fue ocultado («Informe Crespo») por la misma Sindicatura y el departamento de Salud. En mayo de 2012, el caso vuelve a ser denunciado por los periodistas de Cafè amb llet y por el diario El País. Está imputado por estos y otros asuntos de supuestas relaciones con la mafia rusa de Lloret.

Susana Alonso

Corrupción favorecida por el modelo sanitario público catalán, en realidad público/privado. Algunas de las causas favorecedoras son los múltiples proveedores, con estatus jurídico variado de difícil control. Los sistemas de contratación y concierto lo han sido de amiguismo, clientelares y poco transparentes. Grandes recortes de los presupuestos públicos en sanidad y aumento de los conciertos con la privada.

Los presupuestos del departamento de Salud en 2010 fueron de 9.875 millones, y los de 2014 fueron de 8.290. Esto significa un recorte de 1.585 millones y ha comportado la degradación de la calidad de los servicios de atención sanitaria, precarización laboral, deserción de los profesionales y mala calidad, con listas de espera crecientes, colapsos en urgencias y otros males.

Total, por sus obras los conoceréis.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario