Vergés y Budó, decepcionadas con el nuevo Govern

La confección del nuevo gobierno catalán fue diseñada por Pere Aragonès, presidente y líder de ERC en la práctica, y Jordi Sànchez, artífice de la estrategia de JxCat en la negociación. Los dos pactaron en su día que el Consejo Ejecutivo tendría una gran parte renovada y que acogería más consejeros nuevos que repitiendo cargo.

Pero si había dos consejeras del anterior gobierno que estaban casi seguras que mantendrían un asiento en la estructura, eran la ahora exconsejera de Salud, Alba Vergés, y la de Presidencia, Meritxell Budó. Las dos, una de ERC y la otra de JxCat, habían sido caras visibles de la gestión de la pandemia. Y las dos estaban convencidas que los servicios prestados los harían mantener el cargo de consejera.

Además, Aragonès tenía claro que la presencia de mujeres en el nuevo gobierno tenía que ser mayoritaria, así que esto también les daba cierta ventaja. Pero las cosas fueron como fueron. Salud pasó a manos de JxCat con Josep Maria Argimon como titular comprometido de la cartera. Y Presidencia, a manos de ERC con Laura Vilagrà ocupando la figura de confianza del presidente. Pero tanto Vergès como Budó confiaban en poder quedarse otro departamento. Nada más lejos de la realidad. A última hora, cayeron del nuevo gobierno y ahora las dos son la viva imagen de la decepción en la política.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides