Un policía nacional herido en la «batalla de Urquinaona» recibe la jubilación por «enfermedad común

El agente resultó herido en un brazo que le ha incapacitado para poder seguir con el trabajo que hacía hasta ahora

Un agente de la Policía Nacional, Ángel H.S., ha acabado con una jubilación anticipada por no poder siguir trabajando por las secuelas de una herida que sufrió cuando formaba parte del operativo que tenía que controlar las manifestaciones independentistas del 18 de octubre de 2019 en la plaza Urquinaona de Barcelona. El agente, que hacía tareas de escopetero, recibió un impacto en el brazo que le ha dejado una lesión permanente que lo incapacita para desarrollar con normalidad el trabajo que hacía hasta ahora.

La División de Personal ha notificado este miércoles al agente que como que ya no reúne las condiciones físicas necesarias para desarrollar su trabajo se le otorgaba la jubilación anticipada. La cuestión está en el hecho de que se le ha otorgado la jubilación por «enfermedad común», a pesar de que la herida se produjo mientras estaba en acto de servicio. La diferencia de la cantidad económica de la pasión en un caso o el otro es sustancialmente diferente.

En declaraciones a El Independiente, el agente ha lamentado que «es muy triste y penoso que uno haya dado lo mejor de sí y te pagan de este modo, teniendo que pelearte burocráticamente con la Administración para que te reconozcan algo que ha sido evidente, no me lo he inventado yo». Los compañeros del agente le hicieron una despedida en la comisaría de Lonza en La Coruña donde estaba destinado (video).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides