¿A quién quiere fichar Joan Laporta para el Barça?

Joan Laporta
Joan Laporta

Para Joan Laporta no existen demasiadas reglas, estatutos, normativas y mucho menos códigos éticos que puedan impedirle salirle con la suya cuando sus intereses chocan con la legalidad. Ahora mismo dos de sus fichajes pendientes no se han podido cerrar ante la prevención -de momento- de que la compliance pueda abrir un expediente que acabe en manos de la Comisión de Control y Transparencia del FC Barcelona.

Se trata, en uno de los casos, de Maite Laporta, su hermana y asistente personal en varios temas de prensa y de agenda, una persona de su confianza que ahora mismo está sin contrato laboral porque el despacho de abogados del presidente no está operativo, porque no está al corriente de sus obligaciones con el Registro Mercantil. Necesita sustento y su hermano le tenía prometido un excelente cargo en el club, bien remunerado y asegurado durante todo el mandato.

El segundo es el de su prima, Marta Segú, elegida para recuperar la dirección general de la Fundació Barça que ya estuvo bajo sus riendas en los últimos años del anterior mandato finalizado en 2010. Marta Segú estuvo sus buenos años cobrando y viajando por el mundo creando centros de asistencia a menores y a poblaciones desfavorecidas que, por orden de su primo y presidente, estuvieran cuando más lejos mejor como en Suazilandia, Ecuador o Costa de Marfil. Por aquel entonces, sin embargo, no existía la oficina de compliance interna en el FC Barcelona ni se había desarrollado un código ético y de conducta de estricto y complicado cumplimiento y supervisado por la Comisión de Control y Transparencia reglada por los estatutos del FC Barcelona.

El código ético del FC Barcelona impide a los directivos que el club contrate laboralmente o mercantilmente a parientes, hasta el cuarto grado de consanguinidad o afinidad, ya sea personalmente o a través de sociedades en que participen o trabajen. Un impedimento que, naturalmente, el propio presidente ya ha lamentado nada más llegar con la advertencia añadida de que si el presidente lo ordena y manda no tiene que haber el menor problema.

Desde luego lo está intentando según fuentes del club pese a que las reacciones del departamento de compliance han sido negativas de momento. Todo lo cual no será seguramente ningún obstáculo para que de un modo u otro ambas, Maite Laporta y Marta Segú, acaben ‘fichando’ por el Barça. Con Laporta en la presidencia peores cosas se han visto, eso sin contar con la actuación efectiva de la compliance del FC Barcelona, que con ningún presidente o junta directiva anterior ni actual, se ha atrevido a levantar la voz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides