El acuerdo de gobierno ERC-JxCat no prevé ninguna política para el sector de la comunicación

El partido de Puigdemont se quedará con la secretaría de Difusión y Atención Ciudadana, que dispone de más de 30 millones de euros para poner publicidad

Las 46 páginas del acuerdo de gobierno firmado por el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, y el presidente adjunto de ERC, Pere Aragonès, para que este último sea investido presidente de la Generalitat, sólo incluyen doce líneas en el apartado dedicado a los medios de comunicación. En ese apartado no hay ninguna referencia a la política que desarrollará el próximo gobierno de la Generalitat en el ámbito de la comunicación, ninguna alusión a la función que deben tener los medios informativos en la era de las nuevas tecnologías de la información.

Ocho de las doce líneas mencionadas están dedicadas a la Corporación Catalana de Medios de Comunicación (CCMA), el ente que depende de Presidencia y gestiona TV3 y Catalunya Ràdio. Aragonès y Sànchez consideran que hay que «fortalecer el liderazgo de la CCMA como servicio público de comunicación audiovisual dotándola de un nuevo modelo» y que este nuevo modelo debe tener «una dirección profesional, con financiación suficiente y estable, plantilla proporcionada, rejuvenecida y diversa, una estructura sencilla. Una fórmula de financiación suficiente y estable. Una apuesta decidida por los contenidos dirigidos al público infantil y juvenil y que sean ejemplares en el uso de la lengua. Cumplimiento de la Ley del Cine (lengua)». El último punto no se entiende, se supone que por las prisas de redactar rápido las conclusiones del acuerdo.

Las otras cuatro líneas que el acuerdo que permitirá a Aragonès presidir la Generalitat dedica a los medios de comunicación se refieren al sector audiovisual: «Impulsar un plan de choque para reactivar el sector audiovisual, tanto en la producción de contenidos como en los ámbitos tecnológico, de infraestructuras y de servicios audiovisuales. Promover la coordinación del sector audiovisual de Cataluña, Valencia y las Islas Baleares». Eso es todo.

Los medios escritos, el sector radiofónico y los portales digitales dedicados a la comunicación no saben qué tipo de tratamiento recibirán por parte del nuevo gobierno. Sí se sabe, sin embargo, que JxCat ha conseguido, siguiendo las directrices que le ha marcado José Antich, director y editor de El Nacional, hacerse con el control del Departamento de Difusión y Atención Ciudadana. Este departamento, que será dirigido por Antoni Molons -el «tal Toni» del juicio del 1 de octubre- y Jaume Clotet, repartirá el dinero de la publicidad institucional en los medios de comunicación. Se trata de un pastel que supera los 30 millones de euros y que es mucho más apetitoso que las subvenciones directas que repartirá la secretaría de Comunicación y Medios, que quedará en manos de ERC. Antich aspiraba a dirigir TV3 o la CCMA. No lo hará pero no le faltará publicidad institucional del gobierno de la Generalitat para sus aventuras empresariales en el mundo de la comunicación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides