¿Cómo define Javier Melero a Josep Pujol Ferrusola en su libro ‘Cambalache’?

Como «un hombre alto, de rasgos afilados y corrosivo sentido del humor«. Además, dice que «era un tipo tan desenvuelto y cosmopolita que encajaba a duras penas con el aspecto conservador y circunspecto del resto de la familia. Se proclamaba un ardiente defensor de la ciudad de Madrid, en la que había fijado su residencia y, por lo poco que nos dijo, parecía que sus negocios abarcaban toda la extensión del planeta».

Javier Melero se refiere así al tercer hijo del matrimonio entre Jordi Pujol y Marta Ferrusola en el apartado de su libro Cambalache que dedica a la preparación, junto con otra abogada, de la defensa de la familia Pujol por algunas de las querellas que la afectaban. En este proceso, Melero se trasladó varias veces al domicilio de los Pujol-Ferrusola para reunirse con todos sus miembros: los padres y los siete hijos.

Del hermano mayor, Jordi Pujol Ferrusola, dice que «se trataba de un hombre de estatura mediana y buena complexión, más o menos de mi edad, con el cabello ondulado de color plomo y los rasgos duros y resueltos de un tipo preparado para la pelea. Como una advertencia del jugador de rugby que un día fue. Hablaba con un enojo que parecía dirigido también a nosotros, no sólo a la policía, a la UDEF, a los fiscales, a los periodistas o a cualquiera que se atreviera a mancillar la reputación de su padre y, de paso, del resto de la familia».

Y del ex-presidente de la Generalitat escribe que «parecía extrañamente fuera de lugar en su propia casa, como si fuera él mismo una visita, un pariente remoto que aparece con un tortell en la mano cuando no se le espera».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides