El laboratorio de inmunología que Grífols proyecta en Andorra levanta suspicacias

Estará especializado en la investigación de las “enfermedades infecciosas emergentes”

Pla obert on es veu una imatge virtual de l'edifici que es construirà per acollir un centre de recerca en immunologia a Ordino (Andorra). Imatge del 28 d'abril de 2021 (Horitzontal).

La multinacional Grífols ha llegado a un acuerdo con el Gobierno de Andorra para construir un nuevo centro de investigación, especializado en inmunología, en la parroquia (municipio) de Ordino. Este laboratorio, que llevará por nombre Pyrenees Immunology Research Center (Pyirc), se dedicará a investigaciones relacionadas con enfermedades autoinmunes, cáncer y enfermedades infecciosas emergentes.

La implantación del Pyirc se hace a través de una joint venture en la cual participan Grífols (80%) y la agencia pública Andorra Desarrollo e Inversión (20%). El Gobierno aporta los terrenos donde estará ubicado el laboratorio, y la inversión anunciada es de 25 millones. Está previsto que entre en funcionamiento en 2023.

Las autoridades andorranas se han felicitado con grandes aspavientos de la llegada de esta multinacional catalana, que encaja con el nuevo modelo económico que se quiere implementar en el Principado, más allá del comercio y del turismo de masas, como hasta ahora.

Pero, al mismo tiempo, también han surgido algunas voces que discrepan del triunfalismo oficial y piden la máxima transparencia, puesto que consideran que puede ser un proyecto potencialmente peligroso. Especialmente, el que provoca inquietud es que el laboratorio Pyirc se dedicará en busca de las “enfermedades infecciosas emergentes” y, a partir del terrible impacto de la covid-19, hay quién se pregunta qué quiere decir exactamente esto.

En unos artículos publicados en el diario Altaveu, el economista y exconsejero general Eusebi Nomen ha planteado algunos interrogantes sobre el futuro laboratorio andorrano de Grífols. Por ejemplo, remarca que este centro tendrá la categoría de riesgo biológico 3 (sobre un máximo de 4), según la calificación establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También sospecha que este laboratorio será, en realidad, un centro de ensayos que Grífols utilizará para hacer las pruebas de las investigaciones que desarrollan los científicos de la multinacional en otros lugares. Si esto es así, habría razones para estar muy preocupado. En este sentido, la consejera general Carine Montaner ha presentado dos preguntas en el Gobierno de Xavier Espot para que dé la máxima información sobre el proyecto y el acuerdo firmado con Grífols.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides