‘El búnquer’de Peyu y Jair Domínguez pierde la mitad de los oyentes con los que se estrenó en septiembre

‘Estat de Gràcia’, que cuesta 125.000 euros a Catalunya Ràdio, tenía 102.000 seguidores en la primera oleada del EGM de 2019 y en la de 2021 ha tenido 59.000

El programa El búnquer, una de las apuestas de Catalunya Ràdio para captar oyentes jóvenes y mejorar los niveles de audiencia, no ha funcionado. Los primeros resultados de los controles de audiencia detectaron que se había estrenado, en septiembre del año pasado, con unos 70.000 oyentes. El programa de humor que Peyu, Jair Domínguez y Neus Rossell hacen, de lunes a viernes, de 22 a 23 horas, ha pinchado, sin embargo, en la oleada de la EGM correspondiente al primer trimestre de 2021. Ahora lo escuchan 38.000 personas. Es decir, 32.000 menos que hace unos meses. Prácticamente la mitad de los que se interesaron en su estreno ya se han desconectado.

Los primeros datos de audiencia de El búnquer fueron acogidos con euforia desde la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que destacó que había incrementado un 69% la audiencia de Catalunya Ràdio en esta franja respecto al mismo periodo el año anterior y que no conseguía un registro de 70.000 oyentes a esta hora de la noche desde la temporada 2002-2003. En 2019, Catalunya Ràdio tenía unos 41.000 oyentes en la franja que ocupa ahora El búnquer. En la última oleada de la EGM ha caído 3.000 seguidores por debajo de esa cifra. En el desencanto de la audiencia puede haber influido que el programa ha adoptado un tono menos descaradamente favorable al independentismo y no tan politizado como el que tenía cuando se puso en marcha. Lo mismo que le ha pasado al FAQs que, el pasado domingo 2 de mayo, cayó por debajo de los 200.000 espectadores coincidiendo con la emisión de un programa serio, con invitados interesantes y una tertulia bastante equilibrada.

A los actuales seguidores de los medios públicos de la Generalitat no les el humor por el humor y necesitan unas dosis de propaganda independentista que se han suavizado mucho en el programa de Peyu, Jair Domínguez y Nieves Rossell. Domínguez no se ha vuelto a poner la camiseta con la bandera estelada que lució en una de las primeras emisiones de El búnquer. Tiene más seguidores en Twitter que oyentes en la radio.

Mantener el propagandismo procesista no es garantía, pero, de retener la audiencia. El programa Estat de Gràcia sigue con este tono desde su estreno y también ha sufrido un descenso enorme de audiencia. La primera oleada del EGM 2019 otorgó 102.000 oyentes al programa que dirige y presenta Roger de Gràcia, de lunes a viernes, de 4 a 6 de la tarde. Esta audiencia había bajado a 85.000 personas en noviembre de ese año. En diciembre pasado se quedaba en 67.000 oyentes y la primera oleada del EGM de 2021 ha detectado 59.000. Es decir, algo más de la mitad que a principios de 2019.

En el Espacio del Proveedor/Cliente de la CCMA figura que esta corporación firmó, el 4 de agosto de 2020, un contrato con Roger de Gràcia, para que realizara durante once meses el programa Estat de Gràcia por 125.000 euros. En este portal consta también que el mismo día le encargó a la productora El Corral del Humor, propiedad de Lluís Jutglar (Peyu) que realizara durante 11 meses El búnquer por cerca de 140.000 euros. En 2019, Estat de Gràcia había resultado 25.000 euros más barato. Habrá que ver si ambos programas renuevan los contratos para la temporada 2021-2022 y por qué cantidades.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides