El carnet digital del Consell per la República Catalana presidido por Carles Puigdemont flaquea

Dos empresas que habían aparecido en el portal del órgano que entorpece las negociaciones para investir a Pere Aragonès, ya no constan en él

Carles Puigdemont enseña su carné digital del Consell per la República Catalana
Carles Puigdemont enseña su carné digital del Consell per la República Catalana

La Identidad Digital Republicana (IDR), el carné ideado por el Consell per la República Catalana para aumentar las afiliaciones a este organismo, no arranca. A pesar de los esfuerzos de sus promotores por vender la idea de que está teniendo muy buena acogida, lo cierto es que no sólo lo adquiere poca gente sino que el número de empresas que se suman a la iniciativa disminuye en vez de crecer. Ya cuando se presentó el IDR, la empresa de supermercados Plusfrec exigió que se retirara su logotipo del apartado donde aparecían las que lo apoyaban. Plusfresc explicó que nadie les había pedido permiso para utilizarlo y dejó claro que la empresa tenía «una posición muy neutral en cuestiones políticas».

Hace unos días apareció otra entidad en este apartado: la Fundació d’Animals de Companyia del Camp de Tarragona. Su presencia en el portal del Consell per la República Catalana fue efímera. Pronto desapareció de la web. Este miércoles 21 de abril figuraban 15 entidades en ella. Hay cinco medios de comunicación vinculados a la causa independentista: Vilaweb, el Món, El Nacional, El Punt Avui y La República. Todos ellos dedican grandes espacios publicitarios a la promoción de la IDR.

También está la librería Les Voltes, de Jami Matamala, amigo de Carles Puigdemont, la empresa Petrolis Independents, del diputado de JxCat, Joan Canadell, y el portal Aixeta, de Liz Castro, exdirigente de la Assemblea Nacional Catalana. Parlem telecom, trueta.cat, la Plataforma per la Llengua y las entidades empresariales Anem x feina y Cercle Català de Negocis se han sumado a promocionar el carné. También lo ha hecho la empresa de contactos GentComTu, que se publicita como «la mejor página para hacer amigos y encontrar pareja en catalán». El portal de esta empresa, que asegura que tiene más de 80.000 usuarios registrados, no funcionaba este miércoles.

Sí que se ha incorporado a este listado la empresa Sirion Developers. Se dedica al «desarrollo y mantenimiento de aplicaciones web y móvil a medida» y su CEO, Agustín Dosaiguas Falcó, sintoniza plenamente con el consejo que preside Puigdemont. Lo demuestra en su perfil de Twitter, donde se presenta como # JoSócCDR, con una imagen de una boca de metro con una estelada pintada en la marquesina y varios contenedores ardiendo al fondo. Dosaiguas mezcla en esa red mensajes profesionales de la empresa con llamadas a la independencia o el reenvío de tuits de Quim Torra, Lluís Llach o Jordi Cuixart.

La última información que se ha subido al portal del Consell per la República Catalana lleva fecha el 13 de abril y mostraba la satisfacción de los promotores de la tarjeta digital porque, según decían, en seis días unas 12.000 personas la habían solicitado. El número de afiliados al organismo ha subido poco a pesar de esta campaña. Sigue por debajo de los 97.000, lejos del millón de afiliados que reclamó Puigdemont cuando creó un Consell que es motivo de controversia entre ERC y JxCat en la negociación por conseguir que este último partido apoye a Pere Aragonés como nuevo presidente de la Generalitat.

Hace una semana que no se actualiza la información sobre los solicitantes del IDR. Sus creadores aseguran que sirve «para que participes de manera directa en el proceso de lograr la independencia». Cuesta doce euros en formato físico y seis euros si sólo es digital. De momento, sólo sirve para identificar a los que sintonizan con el Consell per la República Catalana, que, eso sí, ha ingresado unos 120.000 euros gracias a esta iniciativa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides