El Barça cerrará esta temporada con unas pérdidas superiores a los 300 millones de euros

La venta del 49% de Barça Corporate se estima en unos 250 millones, pero esto sería pan para hoy y hambre para mañana

Joan Laporta
Joan Laporta

La catástrofe económica que vivirá el FC Barcelona esta temporada se refleja en una previsión de pérdidas superior a los 300 millones de euros, como consecuencia directa de la falta de ingresos por ticketing, explotación del museo y una buena parte del merchandising. El cierre del estadio al público y la caída del turismo han dañado mortalmente la economía, de tal manera que el peor de los cálculos se producirá esta temporada 2020-2021, plenamente víctima de la situación.

La anterior temporada se cerró con 90 millones de pérdidas y un presupuesto que contemplaba una apertura gradual a los espectadores a partir de la llegada del invierno y ciertas expectativas de mejora con la primavera y el final de temporada. La directiva de Josep Maria Bartomeu se pasó de optimista y además alimentó la esperanza de unos ingresos de 100 millones de euros de una operación de venta parcial de activos bautizada como Barça Corporate.

Un ajuste temerario y de riesgo que ahora tiene sobre la mesa la nueva directiva de Joan Laporta, envuelta en un debate interno sobre las verdaderas ventajas y los muchos inconvenientes de abrir esta caja de los truenos.

Barça Corporate nació, solo sobre el papel, como resultado de una idea del ex directivo Oriol Tomás contra la emergencia y la amenaza de cerrar el mandato con números rojos. Tan sencillo, en apariencia, como agrupar diferentes áreas de negocio del club como BLM (Barça Licensing & Marchandising SL), Barça Academy, BIH (Barça Innovation Hub) y Barça Studios bajo una sola marca, Barça Corporate, y una misma sociedad con capital mixto, 51% del FC Barcelona y 49% de un inversor privado.

Una primera estimación cifraba el valor de Barça Corporate en unos 500 millones de euros o, cosa que es más determinante, en un ingreso procedente del nuevo socio de casi 250 millones de euros, de los cuales algo más de 100 millones se podrían destinar a minorar sustancialmente las pérdidas de este curso.

En la práctica, el invento del Barça Corporate falla principalmente porque de los cuatro activos, el único real y potente es BLM, es decir, la venta de camisetas y de productos del Barça, un mercado que incluso en la situación de pandemia se ha salvado gracias a la venta en línea. Cosa que quiere decir, básicamente, que solo BLM puede ser un negocio susceptible de generar interés.

BLM puede llegar a conseguir 400 millones y dejar en caja 100 millones esta misma temporada. El problema es que, siendo el único departamento rentable del club, propio, con unas ganancias sobre el 30% de la facturación, pasa que, al compartirlo, se tienen que repartir también los beneficios en el mismo porcentaje del accionariado.

Es decir, que el Barça pasaría a ganar la mitad de lo que ahora es beneficio neto. Un mal negocio que ha generado dudas en el seno del nuevo gobierno del club entre los que priorizan la necesidad de reducir al máximo el impacto de las pérdidas de esta temporada y los que tienen claro que el club no resultará en absoluto beneficiado a largo plazo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides