El protocolo sobre el foam dice que se puede disparar contra las extremidades

La CUP tilda de "insulto" el protocolo de Interior y exige prohibir el foam de una vez por todas

Los Mossos han hecho público finalmente este lunes el protocolo sobre el uso de los proyectiles de foam. Detallan en qué situaciones se deben utilizar, qué hay que tener en cuenta antes de hacerlo y en el marco de qué normativa se regula su uso. El protocolo, difundido en la web de los Mossos, establece que las lanzaderas de foam «se deben emplear siempre bajo los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad» y antes de disparar hay que «haber agotado las vías de diálogo y mediación».

El foam, dice el documento, se debe disparar del abdomen hacia abajo y, en caso de que la persona tenga un objeto «arrojadizo, contundente o arma blanca» podrá dirigirse también a las extremidades.

En las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasél una chica recibió el impacto de un proyectil de foam que le hizo perder el ojo. Esto recuperó la vieja polémica.

«A cada operador y mando se les requiere informar del número de proyectiles que han disparado en cada intervención, el tipo de proyectil, la hora y el lugar tan exactas como sea posible de la utilización y las posibles incidencias detectadas», dice el protocolo.

La publicación del documento no ha satisfecho nada la CUP, que pocos minutos después reaccionó con contundencia. En una rueda de prensa en el Parlamento, el diputado Xavier Pellicer ha calificado el «supuesto» protocolo de «insulto» a todas las personas que han resultado heridas en manifestaciones y a todo el que se haya movilizado por los derechos sociales y por la autodeterminación. «Esto no es un protocolo. Es un documento que podría haber escrito cualquier persona y no hay que ser ni a Interior para escribirlo», concluyó.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides