Mediapro propone pagar “en efectivo” a esquiroles para romper la huelga de sus trabajadores en Francia

El trotskista Jaume Roures rompe todos los límites del cinismo y de la depravación empresarial

Según informan el diario francés L’Équipe y el portal de noticias de Yahoo, Mediapro ha intentado romper la huelga que mantienen los 90 trabajadores de su filial en Francia con la contratación de otros trabajadores que hagan su tarea, maniobra sucia que es conocida internacionalmente con el nombre de “esquirolaje”. Estos medios aseguran que a los candidatos a hacer de “esquiroles” se les ofreció pagar con dinero en efectivo, a través de Medialuso, la filial portuguesa del grupo Mediapro.

Si tenemos en cuenta que el fundador y cara pública de Mediapro, Jaume Roures, siempre ha presumido de su militancia marxista y trotskista, el hecho que su empresa intente pagar a “esquiroles” para romper una huelga de trabajadores es el colmo de la contradicción, del cinismo, de la degeneración y de la depravación. Los 90 trabajadores de la filial francesa de Mediapro ya saben que irán al paro, pero reclaman, como mínimo, unas indemnizaciones decentes en el marco del Plan Social Económico (PSE) que se tiene que negociar por ley.

Esta reivindicación tiene todavía más fuerza después de que se haya hecho público que Jaume Roures, a través de una de sus múltiples sociedades, Orpheus Media, ha garantizado 30 millones de euros del aval que ha posibilitado que Joan Laporta pudiera tomar posesión del cargo de presidente del FC Barcelona. Para los trabajadores franceses, la conclusión es clara: no es que Jaume Roures no tenga dinero para pagarles una indemnización correcta; es que, sencillamente, no le da la gana hacerlo y esto todavía les indigna más.

Mediapro suspendió las emisiones en Francia de su canal Téléfoot el pasado 7 de febrero, después de protagonizar un sonado escándalo al dejar de abonar los cánones comprometidos a la Liga de Fútbol Profesional (LFP), más de 200 millones de euros. Desde este momento, las actividades de Mediapro France quedaron tocadas de muerte y a los 90 empleados (85 fijos y cinco temporales) que tenía se les comunicó el despido. En espera de la aprobación del PSE, se han declarado en huelga y cuentan con el apoyo del sindicato CGT.

Pero Mediapro, además del fútbol, tenía otros compromisos contractuales en Francia, que ahora intenta cubrir como puede, ante la huelga de sus trabajadores. El pasado 30 de marzo, la retransmisión de un partido de balonmano en Nimes la hicieron trabajadores de Mediapro desplazados desde Barcelona. El día 4 de abril pasado, el partido de balonmano femenino Nantes-Zvezda se cubrió con personal trasladado desde Portugal.

Este sábado día 10 hay anunciado un partido Metz-Brest que tiene que ser retransmitido por Mediapro. ¿Qué pasará? ¿Volverá a intentar contratar a “esquiroles”? Los sindicatos de las delegaciones internacionales de Mediapro se están movilizando y coordinando para evitar que la empresa reviente, con mentiras o presiones, la huelga de los trabajadores franceses. La tensión es máxima y el sindicato CGT, que en Francia es el equivalente a CC.OO., no está para bromas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides