La directora de la Fundació Barça tiene los días contados

El retorno de Mercè Garriga al club anticipa la fulminación de Maria Vallés, responsable de su despido

20182019__Club_Roda_de_premsa_20181114_21

Las destituciones propias de un cambio de junta directiva, de modelo de gobernanza y de entrada de nuevos altos cargos ejecutivos apenas han empezado en el Barça de Joan Laporta. Sólo Albert Soler y Roman Gómez Ponti, personajes del staff de Josep Maria Bartomeu, han pasado por recursos humanos para recoger su finiquito y dar carpetazo a su etapa azulgrana.

Pronto se espera la fulminante destitución de Maria Vallés al frente de la Fundació Barça, cargo que asumió en 2016 con un balance de gestión verdaderamente mediocre, poco visible y sobre todo con un despilfarro de los recursos de la Fundació y del club con la inestimable colaboración de Jordi Cardoner, directivo jefe de este organismo y no menos responsable de sus pésimos resultados.

Ambos, Jordi Cardoner y Maria Vallés, se confabularon rápidamente para cerrar la Fundación a cualquier que pudiera o quisiera hurgar entre sus muchas fisuras. Por eso, de las primeras actuaciones conjuntas fue liquidar de malas maneras a una de las ejecutivas históricas del club, Mercè Garriga, que había prestado servicios reconocidos y de máxima eficiencia con Anton Parera, Josep Lluís Núñez, Joan Gaspart y Joan Laporta.

Con la llegada de Sandro Rosell, fue ubicada en la Fundació, donde siguió trabajando con la misma profesionalidad y excelencia hasta que con el relevo de la dirección general en la Fundació, la nueva responsable, Maria Vallés, decidió prescindir de sus servicios, no sin antes hacerle la vida imposible. La indemnización fue generosa como correspondía a su antigüedad en el club, pero no lo bastante como para digerir el mal trato.

Ahora, Mercè Garriga acaba de volver por la puerta grande de la mano de Joan Laporta, con un poder ejecutivo importante y con ganas de asistir al final de una etapa de la Fundació en la que, además, Maria Vallés, se ha visto salpicada por el Barçagate, no sólo como conocedora desde el principio de los planes de Jaume Masferrer sino como figura que autorizó el pago de algunas de las facturas sospechosas. En el club existe curiosidad por ver cómo se desarrolla su salida.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides