Génova decide los sustitutos de los cargos cesados ​​por Bou en Barcelona para debilitar a Alejandro Fernández

La mala relación entre el líder del PP en la capital catalana y su número dos, y las decisiones de la dirección del partido podrían provocar la ruptura y la disolución del grupo municipal

Sede de Génova
Sede de Génova

Después de que el presidente del grupo municipal del PP en Barcelona, ​​Josep Bou, decidiera esta semana cesar a un asesor y a dos consejeros de distrito, la dirección nacional del PP anunciará este viernes sus sustitutos, con los que se busca comenzar la renovación del partido en Cataluña a raíz de los malos resultados obtenidos por Alejandro Fernández en los últimos comicios autonómicos y, en consecuencia, debilitar su liderazgo.

Los ceses se enmarcan en la mala relación que tiene Bou con el otro concejal del PP en el consistorio, Óscar Ramírez, que es muy cercano a Fernández y a las personas destituidas. Los choques entre ambos han sido constantes durante el mandato y actualmente la relación es muy mala.

Según avanza Vozpópuli, Génova ha decidido que la doctora en Economía, Míriam Casanova, reemplace al hasta ahora asesor de Urbanismo, Eduardo Bolaños, que también es el jefe de gabinete de Alejandro Fernández. Asimismo, la dirección que encabeza Pablo Casado quiere que la presidenta de Nuevas Generaciones en Cataluña, Irene Pardo, sea la nueva consejera de distrito en Las Corts y que el empresario Antoni Verdera ocupe el mismo cargo en Sarrià.

Estos cambios en la estructura institucional de la formación en Barcelona son el primer paso de un congreso provincial que Génova quiere organizar en las próximas semanas. En este sentido, fuentes del PP señalan a Vozpópuli que el exalcalde de Castelldefels (Barcelona), Manuel Reyes, será el candidato de la dirección nacional para presidir el PP en Barcelona y, en consecuencia, para sustituir en el cargo a Ramírez. La reunión que Bou y Reyes mantuvieron hace unos días podría ser un primer indicio del cambio de liderazgo en el PP de la provincia de Barcelona.

Ante la ofensiva de la dirección nacional contra las personas más próximas a Alejandro Fernández, Ramírez se plantea pasar a ser concejal no adscrito, dejar a Bou solo en el ayuntamiento y disolver el grupo municipal, lo que podría suponer una gran pérdida económica para la formación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides