¿Por qué Xavi ha perdido estas elecciones del Barça?

Xavi Hernández
Xavi Hernández

El enorme legado futbolístico de Xavi Hernández resistirá, sin duda, esta imagen pusilánime y oportunista que ha dado en estas largas elecciones, en las cuales ha permitido que su figura, el valor de su posible llegada al club para entrenar al primer equipo, se haya convertido en un objeto manoseado, desvirtuado, inconcreto e impreciso.

Gracias al hecho que Víctor Font lo situó en el eje capital de su proyecto como súper-director de todo, incluso como entrenador sin dejar de ser una especie de mánager, Xavi se convirtió en el cartel electoral de esta candidatura. Lo permitió Xavi, seducido por esta entrega incondicional de Font y su admiración pública, dejando que esta sensación de vinculación al proyecto creciera y se extendiera como una cosa consolidada.

Sin embargo, cuando llegó la hora de la verdad, el momento en que vio que las opciones de Font de ganar las elecciones bajaban frente al irrefrenable impulso que tomaba Joan Laporta, Xavi dejó que su silencio y su indiferencia pusieran en entredicho, discusión e incluso desmintieran permanentemente las promesas del candidato.

No fue ningún malentendido, Xavi se libró a los brazos de Laporta cuando el viento electoral cambió y vio claro quién ganaba las elecciones. Una opción seguramente legítima si no intermediaba entre los dos algún tipo de contrato con Víctor Font.

El verdadero Xavi no es una persona ni de palabra ni seria que, además, hasta hace muy poco, apenas unos días, no fue capaz de afirmar y de dejar claro que a Ronald Koeman no había que estarle cada día poniendo su continuidad en entredicho. Después de toda la temporada sin mojarse ni apoyar a Koeman, dejando que todos los rumores y expectativas pusieran su complicado trabajo bajo sospechas y recelos, no ha sido hasta hace poco que Xavi ha pedido un poco de respeto hacia el entrenador del Barça. No le ha profesado la consideración que, seguramente, él exigirá cuando algún día se siente en el banquillo.

Ahora que todo ha acabado, de su boca solo ha salido una frase: «Laporta ha sido el mejor presidente de la historia del Barça», una afirmación que tampoco había estado capaz de hacer, cobardemente, mientras Font tuvo opciones, pero que sí que había dicho en sus tiempos de jugador mientras Laporta arruinaba el club al mismo tiempo que a él le renovaba una y otra vez muy por encima de los parámetros aplicados al resto del equipo. Con el dinero del Barça, de los socios, es verdad que Laporta fue extraordinariamente generoso con Xavi, mucho más allá de lo necesario.

Hoy nadie puede cuestionar el talento ni el palmarés de Xavi, al cual Messi superará este domingo como el futbolista de la historia del Barça con más partidos. Otra cosa es que su personalidad y su palabra valgan algo. Ha sido el gran perdedor de estas elecciones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides